La Prensa

Carolina Kopelioff, la chica Disney que dio el salto a un suceso de la calle Corrientes

Formada en el teatro musical desde niña, vuelve a actuar desde el miércoles en el Gran Rex, donde soñaba un futuro como artista mientras veía los espectáculos de Cris Morena.

Carolina Kopelioff integra la nueva guardia del espectáculo nacional, ese grupo efervescente de artistas jóvenes que se desempeñan con naturalidad y virtuosismo en todas las disciplinas que requiere el escenario. Con sólo 22 años, ya tiene en sus espaldas varias temporadas de éxito televisivo (con "Soy Luna") y teatral, que le generaron más de tres millones de seguidores en sus redes sociales. Cantar, bailar y actuar ya son parte de su ADN, y ahora se prepara para volver al ruedo con el musical "Aladin, será genial", que regresa el miércoles al teatro Gran Rex.

"Empecé a hacer teatro de muy chica. A los siete años ya estudiaba comedia musical y toda mi educación fue orientada al arte. Mis padres me apoyaban pero fue más una inclinación mía. A mis quince ya hacía obras en el off y soñaba en serio con actuar. Equivocadamente me angustiaba porque no sabía cómo llegar. Iba al Gran Rex a ver las obras de Cris Morena y soñaba con estar ahí", cuenta Carolina en un encuentro con La Prensa en vísperas del inminente regreso de "Aladín...".

ACTRIZ PRECOZ
Quien fuera la mejor amiga de Karol Sevilla (Luna) en la serie de Disney y hoy es Nadima en la historia del inofensivo ladrón de Bagdad, se muestra con una tranquilidad zen ante la requisitoria periodística. "A los doce años fui a un casting para una película y había quedado pero la historia era bastante terrible y mis papás me sugirieron que siga la escuela y no la haga -recuerda-. En aquel momento los odié, pero ahora les doy la razón. Porque si bien era mi sueño y hoy la paso genial actuando, es un trabajo agotador. Hay mucha responsabilidad, mucha presión, y uno tiene que estar preparado de la cabeza y físicamente para sostenerlo en el tiempo".

-Además de exposición y cuatro años de éxito, ¿qué le dejó su paso por la factoría Disney?
-Aprendí a trabajar con disciplina, en serio. Cuando entré y me juntaba con mis amigas del cole, parecía que tenía cuarenta años más que ellas. Soy consciente de que lo que aprendí y viví en Disney no es lo común. Es una multinacional perfecta y pretender que todo lo que haga de aquí en más sea así, sería un error. Ellos sí tienen la fórmula del éxito.
-¿Lo de disciplina lo dice como algo positivo o negativo?
-Positivo. Se creó un mito de que por trabajar en Disney no podés hacer nada y no es tan así. Tampoco voy a estar en un bar tomando cerveza y sacándome fotos con los vasos en la mano. Eso se puede cuidar sin tanto problema. Pero si quiero vestirme sexy lo hago, aunque no voy a ir a una nota en Disney Planet con un súper escote. Todas esas cosas parten de una, del respeto y de entender dónde se está trabajando.
-La fama adolescente es la más agobiante, pero usted parece estar más allá de eso.
-No le doy bola a la fama. En mi caso, hasta te diría que paso inadvertida por la calle. Viajo en subte, en colectivo, y no pasa nada. Mi vida no cambió en absoluto. Si estoy en un restaurante, tienen que mirarme mucho tiempo para reconocerme. Recién ahí se acercan a saludar.
-Tiene más de tres millones de seguidores en Instagram. ¿Lo asume con responsabilidad?
-Una se tiene que hacer cargo de sus seguidores, sean treinta o diez millones, y hay que ser responsable, dar mensajes claros y copados. Estoy a favor del aborto, fui a la marcha y aunque sé que son temas sensibles, me pronuncio. Recibo comentarios espantosos, pero me gusta mostrar mi posición. Soy fiel a mis convicciones aunque más de uno me diga que no me conviene. Las agresiones en redes me ponen de mal humor.

DE REGRESO
"Aladín, será genial" realizará funciones del 17 al 21 de este mes en el Gran Rex. Esta temporada, con la incorporación de Agustín "Soy Rada" Aristarán en el rol del villano Gran Visir, más los originales Fernando Dente (Aladín), Julieta Nair Calvo (Princesa Jasmín) y Dario Barassi (Genio).
-De "Soy Luna" saltó directamente a la calle Corrientes con un protagónico. ¿Cómo fue?
-Estaba grabando los últimos capítulos y me llegó un mensaje de la productora para que vaya al casting de "Aladín..". Me pasaron el texto, ensayé y fui. 
-Estuvo tres años en gira con "Soy Luna" por todo el mundo y le piden un casting. ¿Cómo lo toma?
-Lo tomo con normalidad, sabiendo que son profesionales y no son exitistas. No me molesta que me pidan hacer un casting. No tendría sentido que me pidan un casting los mismos de Disney porque ya me conocen, pero el resto de los productores me parece hasta necesario que lo hagan.
-"Soy Luna" llegó a todo el mundo. Aprovechando esa exposición, ¿visualiza un futuro en el extranjero?
-Sueño con ir a España a probarme. Me llamaron para hacer casting allá, pero antes quiero hacerme una base mayor en mi país para tener un respaldo. Si bien es cierto que me conoce el público infantil y adolescente, considero que para triunfar afuera debería probarme en otras instancias, con otros públicos y con personajes con otros perfiles. Ahora estoy haciendo una participación en la serie "Postmorten", dirigida por Nacho Viale, donde hago de Julieta Zylberberg de pequeña. Va a ser una muestra más real de lo que puedo dar como actriz.