La Prensa

Transformarán el predio del Mercado de Liniers

La empresa concesionaria comenzaría a dejar el lugar en diciembre para mudarse a Cañuelas liberando 34 hectáreas en Mataderos. La propuesta del gobierno porteño que se trata en legislatura contempla la construcción de viviendas, comercios, un polo gastronómico, escuelas, espacios verdes, una sede del CBC y un parque temático.

Un gran proyecto promete modificar al barrio de Mataderos. Su emblemático Mercado de Liniers finalmente se espera será mudado hacia fin de año con destino a Cañuelas, dejando libres 34 hectáreas que serán reconvertidas.

"Lo más grande a destinar será espacio público. Pero también vamos a hacer escuelas, edificios públicos, desarrollo sobre los bordes y abrir calles, ya que hoy es una suerte de megatapón", señaló a La Prensa el ministro de desarrollo urbano y transporte del gobierno porteño, Franco Moccia.

Según el funcionario el proyecto permitirá "sacarle a una zona que es muy buena, como el barrio de Mataderos, un ancla que la tira para abajo. Sin dudas que esto va a levantar el barrio".

De acuerdo a la ley aprobada en legislatura en primera lectura durante la sesión del 15 de noviembre del año pasado, el predio a intervenir está comprendido entre las calles José Enrique Rodó, Murgiondo y las avenidas Eva Perón y Lisandro de La Torre.

La idea es hacer allí zonas dedicadas a equipamiento educativo, institucional; mixta, donde se permitirán edificaciones que van desde los 12 a 22 metros y habrá categorías comercial, sanidad, residencial, alojamiento turístico o servicios; zona recreativa y un espacio verde que ocupará más del 20% del predio.

Para el "desarrollo e integración urbana" del polígono se prevé la urbanización, creación de espacios públicos con un parque temático, lugares de entretenimiento, locales gastronómicos, establecimientos educativos y espacios culturales referidos a lo rural.

Las obras tendrán en cuenta la localización del arroyo Cildáñez, a fin de planificar infraestructura hidráulica que prevenga inundaciones o ascensos de napas freáticas, así como correcciones al curso de agua natural.

Por otra parte, un mínimo de 10% de las unidades habitacionales que se construyan en el tercio de los terrenos que venderá el Estado Nacional para la construcción inmobiliaria, deberá ser cedido gratuitamente al Instituto de Vivienda de la Ciudad -IVC- para destinarse a vivienda social accesible para los vecinos de Mataderos con más de 5 años de residencia en el barrio.

El suelo que estará sujeto a concesión para obras, no podrá superar el 20% del predio delimitado por Directorio, Murguiondo, De la Torre y Eva Perón. Deberá destinarse una superficie para una escuela secundaria, una infantil de jornada extendida y se gestionará ante la Universidad de Buenos Aires, para instalar una sede del Ciclo Básico Común universitario.

La ley contempla también la resolución del problema habitacional que afrontarán las 23 familias asentadas en edificios administrativos de un antiguo matadero.

La nueva urbanización se dividiría en una zona de equipamiento educativo, con una superficie edificable de 20 mil metros cuadrados (40% de suelo ocupado y 60% libre); una zona de equipamiento institucional de 60 mil metros cuadrados; una zona de equipamiento recreativo, donde se debe garantizar un 50% de espacio verde absorbente con 70 mil metros cuadrados de área verde y parquización de uso público irrestricto.

En el proyecto de ley se estipula que el parque temático debe contener un conjunto de atracciones, espacios de ocio, entretenimiento, educación, cultura y gastronomía, organizadas en la línea argumental de las actividades rurales.

Las autoridades contemplan con este proyecto recibir más de un millón de visitantes al año, entre turistas locales y extranjeros, familias y escuelas.

Las calles que abran en el predio deberán ser conformadas como calles de convivencia. Es decir que la velocidad vehicular permitida máxima deberá ser de 10 km/h y las calzadas estarán niveladas con las veredas para facilitar la circulación peatonal.

Cumplido el requisito de la Audiencia Pública que se realizó en febrero pasado se abrió una instancia de consolidación del texto legal que las comisiones legislativas de Planeamiento Urbano y de Presupuesto convertirán en nuevo despacho. Y se espera que durante el período de sesiones ordinarias de este año el proyecto sea elevado para su aprobación definitiva.

Una de las personas que participó de las audiencias públicas en febrero fue el presidente de la Sociedad Central de Arquitectos (SCA), Eduardo Bekinschtein.

El profesional, en diálogo con La Prensa comentó que durante estos encuentros la entidad planteó sus inquietudes destacando que se trata de "una pieza urbana importante por su ubicación, al lindar con otro conglomerado como la provincia de Buenos Aires, y por la importancia del terreno por su tamaño y características particulares".

UN CONCURSO

Es por eso, señaló el arquitecto, que la SCA planteó la necesidad de hacer "un concurso de anteproyectos para hacer más transparente el proceso y enriquecer la calidad de propuestas".

Bekinschtein recordó que la SCA ya realizó hace unos diez años un concurso sobre el mismo terreno que finalmente no se concretó ya que no hubo mudanza del Mercado de Hacienda.

"Hoy ya este concurso no sirve porque han cambiado las condiciones así que hay que hacer uno nuevo", agregó el arquitecto. "Será una gran oportunidad para la ciudad y un desafío para los arquitectos que concursen".

El presidente de la SCA comentó que la entidad tiene una gran experiencia en la realización de estas preselecciones. "Hace unos años lo hicimos con Puerto Madero, organizando el concurso del Plan Maestro de Desarrollo Urbano para poder armarlo".

Bekinschtein nombró otros proyectos que se hicieron de esta manera como la villa olímpica o que se llevarán adelante, como en el barrio de Colegiales o el nuevo polo sobre Avenida Bullrich. "Ahí hay un supermercado, y quedó oculto el Pabellón del Centenario que volverá a hacerse visible. También se hará un complejo con comercios y oficinas".

¿En que consiste un concurso de este tipo? El arquitecto contó que se elaboran las bases en conjunto al cuerpo de legisladores, un equipo técnico del gobierno y los vecinos.

"Se toman todas las opiniones y se da a conocer a los ofertantes que edificios, cosas deben incluirse en el máster plan. Así se establecen funciones y vida que debe tener la superficie a intervenir".

"Luego -continuó el profesional- se determinan plazos de presentación de proyectos de especialistas de todo el país o si el concurso es internacional, de todo el mundo, que se entregan en forma anónima y un jurado evalúa y decide cual es la mejor propuesta".

El presidente de la SCA indica que en principio el proyecto para el Mercado de Hacienda se inscribe dentro de la tendencia de hacer de las nuevas áreas urbanas espacios de múltiples usos.

"Antes se hacía un área para uso de vivienda. Y esto provocaba que los espacios quedaran deshabitados por largas horas, que la zona no tuviera vida urbana. Ahora se edifica pensando en una mezcla de actividades. Comercios, oficinas, viviendas, escuelas. Todo esto incluso ayuda a dar más seguridad a la población".

De todas formas desde la SCA recomendaron que se aproveche esta nueva superficie que quedará libre para darle más espacio verde a la Ciudad. "Creemos que un 65 por ciento debe ser para áreas libres".

Bekinschtein también señaló que no se debe olvidar la tradición gauchesca del barrio y su relación con el mundo de la carne y las parrillas. "El nuevo predio debe tener un espíritu innovador acorde al siglo XXI sin perder la tradición y la memoria del barrio".

El Mercado de Hacienda se muda y abre la oportunidad de generar un espacio importante para los vecinos de la Ciudad.

La mudanza a un moderno lugar en Cañuelas

El Nuevo Mercado Agroganadero una vez que se mude de su actual ubicación en Mataderos se emplazará en un predio de 110 hectáreas en la localidad de Cañuelas.

El nuevo predio podrá llegar a recibir hasta unos 10 mil bovinos diarios y en el futuro buscará incorporar a las producciones porcinas y lanares.

Durante la década del 90 se hizo el traspaso del Mercado Nacional de Hacienda de Liniers a manos privadas. En 1991 la sociedad Mercado de Liniers S.A ganó la licitación para la concesión de este espacio, y comenzó la cuenta regresiva para su traslado, que se extendió finalmente durante casi 30 años.

El puntapié inicial para concretar la mudanza fue en 1997. Ese año, la sociedad que en aquel entonces estaba compuesta por unas 100 casas consignatarias, compró un campo de 357 hectáreas en la localidad bonaerense de San Vicente.

Si bien se estipuló un plazo de cinco años para el traslado, la crisis de 2001 derrumbó cualquier esperanza. Tras la caída de la posibilidad de la mudanza en esta localidad hubo otro intento para mudar el mercado a La Matanza y a Ezeiza que tampoco prosperaron.

Fue por aquellos años que un grupo de consignatarios de Liniers crearon una nueva sociedad, Mercado Agroganadero S.A, que adquirió un campo de 110 hectáreas en Cañuelas, sobre la ruta 6.

Este grupo, que contó con el impulso de las casas consignatarias históricas como Colombo y Magliano, Sáenz Valiente, Bullrich; Monasterio Tattersall y A.J Mendizábal colocó la piedra fundamental del nuevo predio.

En la última muestra de la exposición Rural en Palermo el Mercado se presentó formalmente. La inversión para la construcción del nuevo mercado se estima en unos 10 millones de dólares.

El proyecto incluye también la construcción de un centro comercial, una estación de servicio, un hotel, viviendas y escuela. Finalmente luego de largas idas y venidas la mudanza hacia un lugar renovado se hará realidad.