La Prensa

El cibercrimen generará a empresas de todo el mundo pérdidas de entre 5,2 y 6 billones de dólares

La industria del cibercrimen generará a empresas de todo el mundo pérdidas de entre 5,2 y 6 billones de dólares en los próximos tres a cinco años, según informes privados que advirtieron que los adelantos tecnológicos aplicados al delito informático superan la creación de herramientas y políticas de protección.

Un estudio de la consultora Accenture, elaborado en base a encuestas a 1.700 directores de empresas de todo el mundo, estimó que a nivel global las empresas enfrentan amenazas que les supondrían un costo adicional total de 5,2 billones de dólares para los próximos cinco años.

El reporte "Securing the Digital Economy: Reinventing the Internet for Trust" mencionó como las dos principales causas de esto la alta complejidad que llegaron a desarrollar los ciberataques, así como en la mayor dependencia social de modelos de negocios basados en Internet.

El tipo de ataque que más pérdidas económicas genera es algo que "viene cambiando con el tiempo, aunque hay ciertos tipos de ataques asociados con mayores costos", señaló a Télam Federico Tandeter, director de ciberseguridad para Latinoamérica hispana de Accenture.

"Lo más caro, en cuanto al costo interno, es el ataque de malware, que puede implicarle a una empresa un costo de más de 2 millones de dólares, si bien esto varía en función del tamaño de la empresa y el país" en donde esté, explicó.

No se trata necesariamente de pérdidas en concepto de robo sino de costos operativos, dado que según Tandeter "en Argentina hay empresas cuyos empleados han llegado a estar 20 días con instrucciones de no prender sus máquinas".

Según la encuesta, el 79% de los directivos consideró que el avance de la transformación digital en sus empresas "será severamente perjudicado, si no existe una mejora evidente en la seguridad de Internet".

La web, consideran 6 de cada 10 ejecutivos, se está volviendo una plataforma cada vez más inestable en términos de ciberseguridad, por lo que no están seguros de cómo actuar en este escenario de cambio.

En el mismo sentido, un estudio de la firma Cibersecurity Ventures estimó que los costos generados por la ciberlincuencia hasta 2021 alcanzarán los 6 billones de dólares, y consideró que este sector representa "la mayor amenaza para todas las empresas del mundo".

"Los ataques cibernéticos son el crimen de más rápido crecimiento en los Estados Unidos y están aumentando en tamaño, sofisticación y costo", señala el estudio, que cita casos recientes -y masivos, por la cantidad de afectados- como los del hackeo a la cadena de hoteles Marriot, a finales de 2018, y el sufrido por Yahoo!, que afectó a 3000 millones de cuentas de usuarios.

Esos 6 billones que estima en pérdidas comprenden los costos por daños y destrucción de datos, dinero robado, pérdida de productividad, robo de propiedad intelectual, robo de datos personales y financieros, malversación, fraude, interrupción posterior al ataque en el curso normal de los negocios, investigación forense, restauración y daños a la reputación.

Este último ítem es una preocupación compartida entre los directivos de empresas que, según describió Tandeter, le suelen temer a "cómo hablar públicamente de la situación, qué tanto decir o negar lo que pasó. Hay pocas empresas que lo manejan bien". 

Otro temor, sostuvo, radica en qué invertir para asegurar a la empresa o en saber si se está invirtiendo en la solución correcta. 

Es que las técnicas de los ciberdelincuentes y su capacidad de atacar evolucionan de la mano del crecimiento de Internet, que hoy cuenta con alrededor de 1.900 millones de páginas web, y casi 4 mil millones de usuarios (frente a los 2 mil millones que había en 2015, según Cibersecurity Ventures).

La encuesta de Accenture mostró que la gran mayoría (77%) de los directivos tiene claro que "ninguna organización puede resolver el problema por sí sola" y considera que estos desafíos deben enfrentarse desde un plano grupal y organizado, y el 56% reclama regulaciones más estrictas.