La Prensa

El milagro que nació del conocimiento

La Cámara de Comercio Argentino Israelí celebró sus 70 años y los del Estado Hebreo.

 

 

Hace 70 años no teníamos petróleo, agua ni recursos económicos, ni siquiera teníamos amigos, pero teníamos la determinación de invertir en la formación de la gente y el conocimiento. Con eso creamos el milagro llamado Israel. La cita -palabras más, palabras menos- es de Shimon Peres, estadista de mil batallas nobles que falleció en septiembre de 2016. Entre los amigos argentinos que extrañan al ex presidente del Estado Hebreo se encuentra Mario Montoto, titular de la Cámara de Comercio Argentino Israelí.

Montoto evocó el pensamiento de Peres en la celebración conjunta de los setenta años de la Cámara y del Estado Israel que se realizó en la tardenoche de ayer en el Hotel Intercontinental. Estuvieron presentes en el business cocktail un ministro de la Nación, un gobernador, hombres de negocios, diplomáticos y amigos, en general, de la única democracia real que existe en Medio Oriente.

Israel es el lugar donde uno va a aprender, resaltó el empresario. Destacó los hitos del 2019: los trabajos de transferencia tecnológica en el sector agropecuario, cuidado del agua y de defensa; la cooperación con la provincia de Entre Rios; la presencia argentina en la Feria del Agro de Israel, una de las más importantes del mundo; la Misión Pollera Pantalón a Tierra Santa, encabezada por Fabiana Werthein. En cuanto a los planes para 2019, se destaca una importante misión comercial argentina a Jerusalén y Tel Aviv.

Entre el público, escuchaban atentamente el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Alejandro Finoccchiaro; el gobernador de la Provincia de Entre Ríos, Gustavo Bordet; el consejero político de la Embajada de Israel en Argentina, Ronen Krausz; el Ing. Cristian Fanciotti, vicepresidente de la CCAI, entre otras personalidades. También había muchos periodistas. Desde Israel, con saludos especiales grabados en video, participaron el embajador de Israel en Argentina, Ilan Sztulman; y el embajador de Argentina en Israel, Mariano Caucino.

RECONOCIMIENTO

A continuación, se hizo entrega de los reconocimientos Israel Innovation Awards 2018, concurso organizado, justamente, por la Cámara de Comercio Argentino Israelí, la Embajada de Israel y el Ministerio de Educación. La cuarta edición del galardón estuvo enfocado hacia la temática Salud. El objetivo de esta iniciativa -destaca un comunicado de la Cámara- "es promover el desarrollo de proyectos argentinos innovadores, a través de su contacto con el ecosistema de emprendimientos tecnológicos israelíes", que, como se sabe, son los mejores del mundo. No por nada se ha bautizado a la diminuta nación del Levante la Start Up Nation.

El ministro Finocchiaro fue el encargado de presentar al ganador: el proyecto Inclode, un dispositivo para el cierre de heridas quirúrgicas, desarrollado por el Dr. Diego Fridman, los co-creadores del dispositivo Luciano Poggi y Pablo Luchetti, y equipo. El premio consistió en un viaje a Israel para participar la semana pasada de la Haifa Start-up week.

Explicaron que se trata de una innovación aplicable a la realización y reparación de incisiones y cierres superficiales de la piel, tanto en cirugías efectuadas a cielo abierto como en aquellas mínimamente invasivas. En efecto, este emprendimiento comprende una guía para instrumentos de corte y un mecanismo de cierre de heridas sin suturas.

Con la animación de la siempre elegante Tete Coustarot, también se entregaron los Israel Leadership Awards 2018, distinción que se entrega a empresarios. Los galardonados fueron Adrián Werthein (Grupo Werthein), Israel Imar (abogado, expresidente de la CCAI), Marcelo Mindlin (Pampa Energía), Hugo Sigman (Grupo Insud) y Fabiana Ricagno (Programa Pollera Pantalón Israel 2018 CICYP). El momento más emotivo fue el reconocmiento a la señora Luna Scherman (gerente de la CCAI entre 1957 y 2012, toda una vida de servicio).

Además, se entregaron placas de reconocimiento a Finocchiaro, Bordet, al presidente de la Cámara de Comercio Paraguayo Israelí, Alejandro Rubín, y al consejero Ronen Krausz.

El ministro de Educación dijo que los argentinos deberíamos copiar dos cosas de los israelíes: a) la obstinación, que hizo -por ejemplo- que en la pedregosa Meseta del Golan hoy haya bodegas. b) la esperanza, de cada generación esté siempre mejor que las anteriores. Así sea.

Shimon Peres -recordó Montoto en otro pasaje de su discurso- advertía a los argentinos que tener tierras en la sociedad moderna no hace la diferencia; la clave es que las generaciones jóvenes miren al futuro con ansias de ciencia y conocimiento.

¿Qué estamos exportando hoy a Israel, además de carne? Materia gris. Allí donde uno busque innovación y excelencia desde el Mar Rojo hasta los confines con el Líbano siempre encontrará un argentino protagonista, señaló Montoto.