La Prensa

Dos décadas de cerveza artesanal

La historia empieza como cualquier otra, tres amigos que tuvieron un sueño y se animaron a llevarlo a cabo. Hoy ese sueño es realidad y cumple 20 años. En el marco de su aniversario, La Prensa habló con uno de los fundadores de la cervecería marplatense Antares.

“Contar nuestra historia es algo que nos viene marcando desde muchos años. Antares nació como la mayoría de las cervezas artesanales, que pasan del hobby de hacerlas en tu casa a animarte a vender y hacer algo comercial. A nosotros nos pasó eso, quisimos animarnos y lo hicimos”, cuenta a La Prensa Pablo Rodríguez uno de los fundadores de la cervecería marplatense pionera en el rubro y que cumplió 20 años. 

De esta sociedad también forman parte Mariana Rodríguez y Leonardo Ferrari. Antares fue y es el proyecto de estos tres amigos que comenzó allá, por 1998 en una pequeña fábrica en el centro de Mar del Plata. “Empezamos como un ‘brewpub’ (microcervecería) y hoy tenemos 44 locales en todo el país”, resaltó Pablo.

- ¿Por qué o cómo eligieron el nombre?

- Queríamos que tenga alguna conexión con el mar, con nuestro origen, pero realmente era muy difícil vincular Mar del Plata con cerveza. Hasta que un amigo/familiar de Leo dice ‘y si usan la palabra Antares que es una estrella más brillante de la constelación Escorpio que usaban mucho los marineros en altamar para orientarse’. Vimos que reunía la alquimia y la idea del origen vinculado con el mar. Pasó por varias rondas de posibles nombres y quedó.

- Ustedes que son unos de los pioneros en el rubro, ¿cómo ven el ‘boom’ que se está viviendo ahora en el país?

- Estamos felices de que la cervez artesanal haya llegado a lo que soñábamos en aquel momento, que todo el mundo hable la cerveza, que la pruebe y la tome. Así que un poco es estar viviendo ese escenario que anhelábamos y, como hermanos mayores, nos toca seguir marcando rumbos, innovando y sosteniendo esos valores que nos dieron origen.

- En actualidad, ¿qué tipos de cervezas hacen?

- Históricamente siempre hicimos cervezas tipo Ale y durante muchísimo tiempo nos aferramos a estilos bastante tradicionales. Sin inventar recetas, por decirlo de alguna manera, pero desde hace diez años a esta parte comenzamos a innovar. La primera fue la cerveza que hicimos cuando cumplimos una década. A partir de ahí, cada tanto vamos sacando estilos inéditos, que no se hicieron nunca. Hoy en día tenemos un portafolio de once cervezas, de las cuales ocho son tradicionales y las otras tres van rotando todo el tiempo. Por ejemplo, si decimos Porter o Scotch son tradicionales. Es decir, vos las probás en Mar del Plata, Inglaterra o Estados Unidos y van a tener un perfil parecido. En cambio, aquellas que bautizamos o les ponemos un nombre, como la ‘Playa Grande’, tienen la levadura de un estilo, la conformación de maltas de otro, agregado de especias distintas. Tienen un sello propio.

“Para festejar nuestro aniversario hicimos una cerveza especial. Muy alcohólica para poder soportar guarda prolongada. Compleja, aromática y especiada por el uso de levaduras belgas, frutas y especias. Añejada durante meses, maduró, creció y mejoró sin perder la esencia. Es para disfrutar despacio. Reflexionar, mirar con orgullo el pasado y renovar el compromiso hacia el futuro”, afirmó Leo. La novedad de esta edición especial es que fue madurada durante meses en barricas de roble que previamente añejaron de los destilados más reconocidos del mundo, como Bourbon, Cognac, Oporto, Tequila y Grappa. Se trata de una cerveza bastante fuerte -tiene 11 grados de alcohol- y un amargor bajo.  

“Es ideal para maridar con solomillo y carré de cerdo, patés caseros, frutos secos tostados, quesos fuertes y maduros, brie y queso de oveja. También va muy bien con platos condimentados y especiados”, aseguran. 

- Pablo, ¿alguna fórmula secreta?

- Nuestra visión, que sigue intacta, vamos a seguir haciendo cervezas cada vez más ricas y a mantener a nuestra empresa independiente, que ahora está al frente de una flota de cerveceros con los que compartimos la misma pasión.

Para celebrar, dentro de unos días va a hacer una gran celebración en la Fábrica del Parque de Mar del Plata, junto a amigos y clientes. Prometen música en vivo, regalos sorpresa y diferentes alternativas gastronómicas.