La Prensa

Un extravagante thriller erótico

"Amante doble", de Francois Ozon. Se repiten sus temas acostumbrados como el sexo, el tema del doble, la identidad, la apariencia en juego con la realidad.

"Amante doble" ("L"Amant Double", Francia, 2017) Dirección y guión: Francois Ozon. Basado en la novela de Joyce Carlos Oates "Vidas de melllizos". Actores: Marine Vacth, Jeremie Renier, Jacqueline Bisset. Duración: 109 minutos. Calificación: apta para mayores de 16 años.

Chloé fue modelo y ahora está desempleada. En este momento le preocupan sus dolores abdominales. "Son cuestiones psicológicas", le dicen, porque corporalmente no aparenta ningún síntoma. El caso es que el psicólogo Paul Meyer comienza a tratarla. En poco tiempo la terapia parece ser exitosa y él se enamora de ella, ella de él y es dada de alta para comenzar el romance. Pero al tiempo Chloé conoce a un gemelo de Paul y, disgustada con su pareja por algunas mentiras que no acepta, sumado a la atracción por el hermano -también psicoanalista-, le es infiel. Pero la historia sigue y se enrevesa cada vez más.

LA REALIDAD

"Amante doble" es una de las películas más extravagantes de Francois Ozon, donde, sin embargo, se repiten sus temas acostumbrados como el sexo, el tema del doble, la identidad, la apariencia en juego con la realidad. Pero todo se da en un contexto cinematográfico que recuerda a películas anteriores, no de Ozon sino de gente como David Cronemberg y su clásico "Pacto de amor", la de los médicos gemelos y "Hermanas diabólicas" (Brian De Palma), Alfred Hitchcock y "Vértigo" (donde la muerte se interpone), Roman Polanski con "El bebé de Rosemary" y sus anomalías infernales.

El filme de Ozon, con su elegancia habitual, entra y sale de la pesadilla, incluye audaces escenas de intimidad sexual y jurisdicción ginecológica, pero todo termina en una suerte de desmesura barroca.

Lúdica, atractiva, con una sugestiva Marine Vacth y Jeremie Renier ("Las horas del verano") en el papel de los mellizos, "Amante doble" tiene en su elenco a la siempre bella Jacqueline Bisset en una buena personificación de la madre de la protagonista.

Calificación: Buena