La Prensa

"Estamos en condiciones de ser mercado emergente"

El Gobierno hizo los cambios necesarios para obtener la reclasificación, asegura Gustavo Neffa, director de Research For Traders. Se espera para junio la decisión de Morgan Stanley Capital International, que el año pasado había negado este ascenso. Se revalorizarían los activos argentinos, pero no habrá una avalancha de inversiones. La ley de Mercado de Capitales, demorada.

En la Argentina los inversores bursátiles deshojan la margarita. Esperan a que en junio la plaza local pueda recibir por parte de la calificadora Morgan Stanley Capital International la reclasificación a mercado Emergente, una categoría que le permitiría contar con un mayor flujo de capitales, operar a otra escala.

Hay ansiedad por este tema, reconoce Gustavo Neffa, economista y director de Research For Traders, y también por la demora en que incurre repetidamente el Senado en tratar el proyecto de ley de Mercado de Capitales, impulsado por el Gobierno.

-¿El mercado local será ascendido esta vez a mercado Emergente?

-Siempre hay que ser muy cauto con este tema, sobre todo luego de lo que ocurrió el año pasado, cuando había mucha expectativa por el ascenso y finalmente no se dio. Todo el mundo lo daba por descontado. En mi opinión, lo que en realidad ocurrió es que se pospuso el plan por un motivo: la necesidad de confirmar la irreversabilidad de los cambios económicos. Y para eso tenían que pasar las elecciones legislativas y que triunfara el oficialismo. Había que sacarse la duda de si la sociedad seguía manteniendo el apoyo y si el kirchnerismo tenía chances de volver al poder.

-¿En lo estrictamente económico que cambió con respecto al año pasado?

-En lo económico se hicieron varias reformas valiosas. Una de ellas es permitir que los fondos puedan entrar y salir de la Argentina, que sean taxados en forma igualitaria. Se quitó el encaje no remunerativo del 30% para el ingreso de divisas. Todo eso se removió. Además, se dio la posibilidad de apalancarse o vender algunas acciones y bonos en descubierto. Hoy en día se pueden vender en descubierto Grupo Financiero Galicia y Tenaris. Hay un pequeño avance. Creo que están dadas las condiciones para que nos reclasifiquen como emergentes. Estamos compitiendo con Arabia Saudita, pero hay que dejar en claro que esto no es excluyente, pueden entrar los dos.

-¿En qué magnitud la condición de mercado Emergente abrirá la puerta de mayores inversiones?

-Los estudios financieros aseguran que se podría producir una entrada de dinero importante, alrededor de u$s 2.900 millones en acciones en un año. Eso cuando seamos finalmente incluidos en esta categoría, que de aprobarse sería en junio del año que viene. Recién ahí estaríamos conformados dentro del índice. Ahora se está tomando la decisión, luego hay una etapa en la que se le da tiempo a los inversores para que armen todo de cara al año que viene.

-¿Será un salto de calidad para la plaza local?

-Hay en esto un costado negativo y otro positivo. Existen diez compañías que pueden y son elegibles como emergentes. Argentina tiene todo cumplido y todas esas empresas tienen ADRs. Por ejemplo, Globant es una de ellas. Lo negativo es que no necesariamente la plata llegará a la Argentina en forma de inversión. Pueden comprar directamente en los Estados Unidos. Es decir que no habrá una avalancha de inversiones sobre el país, eso puede quedar en el exterior y no crear volumen en la bolsa local.

-¿Qué ocurrirá con las que queden afuera del índice?

-Lo que sí hay es un potencial crecimiento de la valuación de los activos de la Argentina en su totalidad, lo que se llama una expansión de múltiplos. Se producirá una mejora de la capitalización de las compañías locales. Es decir que el ascenso generará un efecto derrame al resto de los activos que no estarán incluidos en ese índice por no tener las condiciones.

-¿Puede citar algunos casos?

-Por ejemplo, Pampa Energía o Edenor son firmes candidatas a entrar al índice, pero otras que no ingresarán, como Transener y Central Costanera, se verán beneficiadas aunque no tengan ADR. Otra de la cadena energética puede ser Central Puerto. Hay entonces una revalorización del mercado argentino todo. Hay que pensar que hoy representa tan sólo el 10% del PBI.

LA LEY

-¿La sanción de la Ley de Mercados de Capitales es clave para convertirse en una plaza Emergente?

-No es una condición o requisito para la reclasificación. Pero con la ley aprobada seguramente habrá un efecto positivo sobre el riesgo país. Hay muchos requisitos para entrar, pero la ley no es uno de ellos. Sí el tratamiento para con los inversores. Un punto en contra es que el mercado disminuya su liquidez. Es preocupante que en las últimas semanas ha ido bajando el volumen, pero en los últimos años hubo un aumento considerable aquí y afuera.

-¿Un punto clave de la legislación es el acceso de las pymes al financiamiento en el mercado de valores?

-Ese es un punto importante para el mundo pyme, pero hay otros también. Las pequeñas y medianas empresas pueden descontar cheques de pagos diferidos. Eso baja la tasa sensiblemente. La factura conformada será otro instrumento. Le dará más herramientas para fondearse y serán sujeto de descuento.

-¿Cuáles otros temas considera trascendentes en esta ley?

-Para el mundo institucional hay otro tema importante, que es reglamentar los fondos de inversión y sus aspectos tributarios. Se restringía la posibilidad de invertir en fondos, sobre todo porque hay una doble imposición de Ganancias. Cuando se compra un fondo, la empresa paga Ganancias y la pesona física también. Esto va a alinear este problema y exime a los fondos del pago del impuesto a las Ganancias. Mucnos son fondos destinados a la inversión inmobiliaria.

-¿Generará un impulso en el sector? ¿Alentará el crédito hipotecario?

-Habrá beneficios por el lado hipotecario y de los desarrollos inmobiliarios. Los bancos le darán una mano terrible y habrá descuento de hipotecas en el mercado. Se descontarán carteras de préstamos. Así el banco se sacará riesgo de encima.

-¿Habrá menos dificultades para acceder a créditos?

-No lo veo tan claro. En las últimas semanas los bancos han elevado los criterios selectivos para acceder al crédito hipotecario. La relación cuota-ingreso no puede superar el 30% y hay nuevos criterios en torno a los salarios mínimos. Hay mucha indefinición en cuanto a los beneficios directos.