La Prensa

Esa buena costumbre de cantar verdades

Desde España, la Mala Rodríguez analiza el nuevo rol de la mujer y anticipa el show que ofrecerá en Buenos Aires. La artista andaluza cantará el 21 de febrero en Groove. En diálogo exclusivo con La Prensa explicó por qué lleva un lustro sin editar discos y se mostró encantada de ser una referente para las nuevas generaciones.

"Hola, soy María", responde desde el otro lado del teléfono la Mala Rodríguez, andaluza descendiente de gitanos y madre de tres hijos, los cuales -asegura- le dieron "superpoderes" que, desde arriba del escenario y con una intensidad única, descarga con toda su fuerza en letras frontales y directas. Letras que cuentan historias personales y críticas sociales, en las que mezcla el rap con el flamenco de su tierra natal.

Estos temas la llevaron a ser una de la principales exponentes de un género que abarca, en su mayoría, a los hombres. Entre los colegas con los que ha trabajado se cuentan Calle 13, Romeo Santos y Julieta Venegas, entre otros, y ha prestado su voz en bandas sonoras de películas (de Julio Médem, Bigas Luna) y hasta en videojuegos (FIFA 2005, Scarface: The World is Yours).

La Mala, admiradora declarada de Gustavo Ceratti, dialogó con La Prensa desde su tierra natal, anticipándose al recital que brindará en Groove (avenida Santa Fe 4389) el 21 de febrero.

-Lleva veinte años de carrera, casi la mitad de su vida, ¿a qué atribuye la vigencia?

-Sigo con la misma historia de siempre. Tengo un sentido respetuoso con lo que hago, soy fiel a las palabras que salen de mi boca. La importancia de mi trabajo radica ahí, en mis palabras, en lo que comunico. Soy coherente con lo que digo y he hecho un vínculo con la gente que se ha conectado con mi música.

-Abrió el género urbano a muchas cantantes mujeres, ¿cómo toma eso de ser un referente?

-Es bonito servirle a alguien para poder inspirarse. Yo también tuve referencias cuando era pequeña, como Ladybug y Lole Montoya. Ellas han servido de ejemplo, de espejo donde me he mirado. Que otras se fijen en mí me parece muy bonito.

QUIEN SABE

-"Bruja", su ultimo álbum, es de 2013. En todo este tiempo ha hecho colaboraciones para otros artistas. ¿Cuándo habrá un nuevo disco suyo?

-Hoy en día la cosa está tan loca que yo sigo planteándome si sacar o no un álbum o si sacar canciones. He empezado el proceso creativo, escribo casi a diario y tengo cosas grabadas y sigo grabando. Lo importante ahora es seguir haciendo canciones y compartirlas.

-Imagino entonces que en el recital de Buenos Aires habrá alguna canción nueva.

-Bueno, ¿quién sabe? Momento para la improvisación siempre hay.

-El presidente Obama puso "Tengo un trato" entre sus temas favoritos, ¿cómo lo tomó?

-Al principio creí que era una broma, pero luego entendí que formaba parte de una playlist que compartía siempre y me hizo mucha gracia. El es un hombre tan amado en su país.

-Sus letras, especialmente "Nanai", hablan contra la violencia de género. ¿Cómo toma los movimientos que están alzando la voz contra los abusos a las mujeres?

-El respeto es algo que no debería faltar nunca, y más cuando hay una relación. No creo que el hombre sea malo ni que las mujeres sean todas buenas, o viceversa; lo que creo es que faltan educación y respeto. Esto ha pasado siempre, lo que ocurre es que como las mujeres han estado en una situación de desventaja, económicamente hablando, no se ha visto el problema. Ahora la mujer tiene un poder adquisitivo y dice "no, esto no".

-Por último, ¿hasta cuándo va a seguir siendo "Mala"?

-Siempre.