La Prensa

Hilarante retrato de un consorcio

Crítica: Brillantes actuaciones en la nueva comedia de Juan José Campanella

"¿Qué hacemos con Walter?", de Juan José Campanella y Emanuel Diez. Dirección: Juan José Campanella. Escenografía y vestuario: Cecilia Monti. Luces: Eli Sirlin. Producción general: Muriel Cabeza. Actores: Miguel Angel Rodríguez, Campi, Karina K, Victoria Almeida, Fabio Aste y otros. En el Multiteatro.


Cuando se inicia la obra, una serie de mensajes salen en pantalla. Son de los vecinos de un edificio. Todos critican a todos. Que la hora en que llega la del quinto B, lo que oyen cuando el señor del tercero no está solo. A esto se suma el pedido de cambio de repertorio al que ensaya en el cuarto, que parece que sólo maneja dos temas musicales desde hace un año y desafina. Que los regalos del perro en el pasillo del sexto. La apertura del telón nos enfrenta con el desarrollo de la Asamblea Extraordinaria del consorcio, reunida para echar a Walter, el encargado.

Juan José Campanella, el director de "El secreto de tus ojos", escribió "¿Qué hacemos con Walter?" junto a Emanuel Diez. Diez fue su guionista en "Entre Caníbales", la telenovela de 2015 con Natalia Oreiro, también coautor de la miniserie "Guapas" con Adrián Suar.

Tradicional obra de personajes, la pieza presentada en el Multiteatro es una aguda crítica a lo que ocurre cuando un grupo de personas entran en relación y deben decidir sobre un tema común.

HUMOR CRITICO

Como en un pequeño muestrario humano, el hall del edificio reúne a los pocos vecinos del edificio que asisten a las reuniones mensuales, formando parte del consorcio. Dos de los vecinos, que parecen presidir la reunión, la vecina estrella (Karina K), periodista y locutora de peso, y un farmacéutico que trata de actuar sin perjudicar a nadie (Miguel Angel Rodríguez).

Presentes y dispuestos a hacerse sentir, un joven estudiante de abogacía, simpatizante político de la izquierda; la chica recientemente separada que representa a su ex, aferrada al celular que la une a él, y la vecina confinada a una silla de ruedas, ligeramente senil, pero importante por el aporte numérico que definirá el voto final ante cualquier decisión.

Superados los enfrentamientos que involucraban al administrador, Jáuregui (Campi), considerado otro malo de la película, en el ruedo sólo queda el hombre marcado, el tal Walter, al que conoceremos un poco más cuando entra sonriente con su uniforme. En pocos minutos cada espectador puede opinar sobre el vago durante quince años, según la comunicadora del consorcio; el odiado paraguayo, obsesión en los momentos de lucidez de la racista señora de la silla de ruedas, o el que va a ser víctima del sistema, en opinión del estudiante contestatario.

Corte de la realidad en que varios participantes tratan de lograr un objetivo en medio de peleas, simpatías, odios, alianzas temporales, sin descartar las falsas jugadas y las traiciones, "¿Qué hacemos con Walter?" radiografía al individuo cuando interacciona en compañía de varios. Todo puede suceder y cuando ocurre lo imprevisto, el espectador, como interesado voyer, será testigo de repliegues, avances y nuevas jugadas.

Como en un ordenado tablero, hay limpieza en las jugadas y, fundamentalmente, jugadores de primera en una funcional escenografía. Actores que parecen haber nacido para sus papeles, desde la autoridad de Karina K como la comunicadora con su batería bien cargada, dispuesta a todo; hasta esa rica gama de recursos que ostenta Campi como el inefable Jáuregui.

DESOPILANTE

Si hay un objeto que parece hablar es el ascensor, presente en la escena, punto de discusión capaz de opinar con sus subidas y bajadas, cierre de puertas o intempestivas ausencias, y protagonista de la desopilante escena que cierra la historia.

Otro de los personajes que parece retratar lo que ocurre con su inextinguible sonrisa y lacónicas respuestas es la solitaria habitante de la silla de ruedas, cuya presencia o ausencia puede sellar una resolución (Aracelli Dvoskin).

Original el recurso el de la utilización del mismo actor para los personajes de gemelos (logradas caracterizaciones de Fabio Aste).

"¿Qué hacemos con Walter?" es una sencilla e inteligente comedia con pinceladas de absurdo y drama, de imparable ritmo e inesperado final.

Calificación: Excelente