La Prensa

Divertida y un poco violenta

"Bad Cat" (Kotu Kedi Serafettin, Turquia, 2016). Dirección: Mehmet Kurtulus y Ayse Unal. Guion: Leven Kazak, Bulent Ustun. Arte: Melis Seylan. Presenta: Eclectique/Impacto Cine. Duración: 86 minutos. Calificación: para mayores de 18 años.

Como la recordada "Boogie, el aceitoso" de Gustavo Cova, que se basó en una historieta de Roberto Fontanarrosa, "Bad Cat" toma personajes y temas del comic del turco Bulent Ustum, publicado en 1997 ("Bad Cat-Seraffetin").

Turro es una suerte de Garfield grosero, tan egoísta como aquél y el doble de violento. En cuanto a su rostro cuadrado, sujeto a muchas bromas de sus enemigos, no acusa recibo de ortodoncia de ningún tipo y revela lo ofuscado de su carácter. Acompañado de la gaviota Rifki y la rata Riza, más que amigos casi sirvientes de sus caprichos, alteran el barrio con sus desmanes diarios. 
La primera aventura del día es la que emprende Turro tratando de apropiarse de Princesita, la bella gata china publicitada por sus compinches. Con sus violencias y brutalidades termina destrozando el departamento en que vive y matando a Princesita, idolatrada por su dueño, que promete venganza.
Dos sucesos posteriores serán centrales para el resto de sus aventuras.

TRANSGRESOR
"Bad Cat" es heredero directo de aquella película de 1972 que generó masivo público adulto para los dibujos animados ("Fritz el Gato", de Ralph Bakshi). De ella hereda la transgresión, la grosería, las malas palabras y la violencia extrema. Este Turro, como Boogie el Aceitoso, es una parodia que parece escapada de la novela negra, con villanos a lo Tarantino, sexo y escenas gore (sangre, mucha sangre). Cuentan, incluso, que fue alivianada de escatologías y momentos sexuales.
El filme tiene muy buen ritmo, incluye persecuciones, seducciones, robos de bancos y una linda historia entre un padre imposible y un hijo que se niega a abandonarlo ahora que lo encontró.
Los personajes gustan: Turro, por su desparpajo y su maldad desorbitada. Taco por su ingenuidad, y hasta los segundones Rifki y Rifi y la Gata Miska, que tiene la astucia de una mujer en trance de seducción. A ellos se suman el dueño del supermercado,y la vieja dueña de los departamentos de alquiler, que escapan al clásico estereotipo de ser burlados por viejos y buenos con sus pocas pulgas y reacciones rápidas.

Calificación: Muy buena
 

Foto 1:
Un gato maleducado, en una película con buen ritmo.