La Prensa

Coca Cola frenaría una inversión de 1.000 millones de dólares por la suba impositiva

La medida había sido anunciada en 2016. Además, dejaría de comprar jugos de frutas nacionales, lo cual complicaría la situación de productores del NEA, NOA y Alto Valle argentino.

Luego de la "marcha atrás" con el impuesto al vino, se conoció este viernes una supuesta medida de la firma Coca Cola que podría condicionar otra de las modificaciones claves que propone el borrador de reforma impositiva elaborado por el Gobierno nacional.

La compañía estaría analizando frenar una inversión de mil millones de dólares en el país. La medida había sido anunciada en 2016. Además, dejaría de comprar jugos de frutas nacionales, lo cual complicaría la situación de productores del NEA, NOA y Alto Valle argentino.

El anuncio, podría repercutir en el llamado “impuesto a las gaseosas azucaradas”, contemplado por el borrador de la norma para desalentar el consumo masivo de bebidas consideradas perjudiciales por la Organización Mundial de la Salud.

Ocurre que las bebidas azucaradas, que hoy pagan 8 por ciento de tributo, pasarían a pagar 16 por ciento si se implementan las modificaciones anunciadas por el presidente Mauricio Macri.

En el caso de Coca Cola, las bebidas azucaradas representan casi tres cuartas partes de sus ventas en el país y, según estimaciones, sus costos se verían afectados en un 50 por ciento si se concreta lo anunciado a nivel tarifario.

En lo que refiere a los jugos de frutas nacionales, de concretarse la medida de Coca Cola el perjuicio sería millonario para el sector productor.

Durante su gira por Nueva York, Macri mantuvo un encuentro con autoridades de Coca Cola durante el cual habrían conversado sobre la cuestión impositiva.

Sin embargo, hasta ahora no hay información oficial sobre posibles cambios en la medida tendiente a desalentar el consumo de bebidas azucaradas.