La Prensa

Hace 49 años el plantel Racing zafó de una tragedia aérea en las cercanías de Medellín

Fue el 25 de marzo de 1967 cuando el plantel de la "Academia" se trasladaba en avión desde Bogotá a Medellín.

Hace 49 años el plantel Racing que fue conocido como el "equipo de José" (por su técnico Juan José Pizzuti) zafó por poco de una tragedia aérea en las cercanías de Medellín, la zona en donde hoy se estrelló el avión con el plantel de Chapecoense de Brasil, cuando viajó para disputar un partido por la Copa Libertadores que luego conseguiría para el fútbol argentino. 

Fue el 25 de marzo de 1967 cuando el plantel de la "Academia" se trasladaba en avión desde Bogotá a Medellín para enfrentar a Independiente de esa ciudad, el popular DIM, equipo donde -por aquellos tiempos- jugaba el delantero argentino Oreste Omar Corbatta, ídolo de Racing.

El partido formó parte del grupo donde también jugaban River Plate; Independiente Santa Fe de Bogotá; y los equipos bolivianos de Bolivar y 31 de Octubre.

Era un vuelo de un DC-4 de la empresa SAM que, al ingresar en la zona montañosa de Medellín, de pronto entró en un frente de tormenta y comenzaron las sacudidas con el recuerdo de los jugadores de la muerte de otro argentino e hincha de Racing, Carlos Gardel, en tierras colombianas.

Roberto Perfumo, fallecido el año pasado, alguna vez le recordó que "se trataba de un vuelo de una hora; de pronto, cerca de Medellín, el avión descendió como quinientos metros metros de golpe y a toda velocidad. '¡Nos matamos!”, gritó el Bocha (Humberto) Maschio. Cuando todo parecía perdido, el piloto consiguió enderezar el avión".

El zaguero del seleccionado nacional también contó que "tras unos minutos los gritos se silenciaron... Cuando llegamos al aeropuerto fuimos al bar y el mozo pregunto que íbamos a tomar. Pizzutti dijo 'traiga whisky para todos', y bebimos en silencio".

"Al día siguiente, en el desayuno, nos hizo una propuesta de líder, 'El que esté todavía asustado puede decírmelo y yo no lo pongo; a las 6 salimos para la cancha; tienen tiempo de pensarlo'. Por supuesto, nadie dijo nada y ya queríamos salir para la cancha y golear a los rivales. Ganamos 2-0 al Independiente Medellín en su cancha...y luego salimos campeones", concluyó el relato.