La Prensa
No adherirá al protocolo nacional sobre interrupción del embarazo

Vidal explicó que su distrito "ya tiene un protocolo" para la instrumentación del aborto no punible

Dijo quie el protocolo vigente "representa estrictamente" lo fijado por la Corte Suprema de Justicia.

 

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, explicó que su distrito no adherirá al protocolo nacional sobre interrupción del embarazo porque la provincia de Buenos Aires "ya tiene un protocolo" para la instrumentación del aborto no punible que "representa estrictamente" lo fijado por la Corte Suprema de Justicia.

"Este protocolo está vigente", respondió la mandataria provincial cuando, en una entrevista por Telefe, fue consultada sobre la no adhesión de la provincia de Buenos Aires al protocolo nacional de aborto no punible, que había sido anunciado oficialmente la semana pasada. 

En este sentido, sostuvo que el distrito "ya tiene un protocolo" que viene de la gestión de Daniel Scioli, del Frente para la Victoria, y remarcó que esa normativa representa "estrictamente el fallo de la Corte Suprema de Justicia". 

En este marco, destacó la necesidad de “darle intervención al área de niñez, a los gremios por el tema de la objeción de conciencia, y a la justicia para evitar la judicialización” de los abortos encuadrados en circunstancias no punibles.

“Mientras esas tres áreas intervienen, el protocolo está vigente. Un director de un hospital público está obligado a aplicar ese protocolo de acuerdo a esa normas”, subrayó la gobernadora en el marco de su participación en el programa "Morfi", de Telefe. 

La semana pasada, el Ministerio de Salud bonaerense había dado cuenta de la adhesión al protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (protocolo ILE) que elaboró Nación el año pasado. 

De esta forma, la provincia de Buenos Aires se iba a sumar a otras ocho jurisdicciones –Chaco, Chubut, Jujuy, La Rioja, Misiones, Santa Cruz, Santa Fe y Tierra del Fuego– donde ya rige el protocolo.
Sin embargo, Vidal decidió que esta adhesión no se produzca, argumentando que la provincia ya tiene su propio protocolo.