lunes, 23 de enero de 2017 I Buenos Aires, Argentina
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Actualidad
En Buenos Aires ya no solo la gente se vuelca a lenguas más clásicas como el inglés o francés sino que también se interesa por otras
Aumenta el interés por aprender idiomas
30.08.2016 | Muchos estudian chino porque ven oportunidades laborales o alemán pensando en becas de estudio. Otros se anotan en cursos para hacer frente con mejores herramientas a la crisis económica.
Por Sergio Limiroski

El conocimiento de un segundo idioma es desde hace un tiempo un valor agregado a la hora de conseguir un trabajo, una beca de estudios o encarar un viaje.

Pero en Buenos Aires en estos últimos años la oferta de cursos y el interés de aprender ya no solo se restringe al inglés, francés o italiano. Hay cada vez más gente que busca poder hablar y escribir en lenguas que no son las "clásicas" pero que despiertan mucho interés.

Desde el Laboratorio de Idiomas de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA) señalan que desde su creación en 1989 la oferta y demanda de lenguas para estudiar creció mucho.

"Desde nuestra experiencia notamos un crecimiento de gente que quiere estudiar chino y alemán", señala a La Prensa Alejandra Elichabe, directora del Laboratorio.

La docente agrega que los cursos tienen por lo general un perfil de alumnos en su mayoría universitario. "Esto lleva a que muchos quieran aprender alemán, ya que ese país tiene una oferta de becas muy importantes y piden entre otros requisitos saber el idioma"

.Otras lenguas que como novedad se empezaron a enseñar tienen que ver con lenguas aborígenes o de señas. "Las redes sociales y nuevos modos de comunicación lleva a que hoy haya interés en todo tipo de idiomas", agrega Elichabe.

El laboratorio desarrolló una plataforma propia para la enseñanza de inglés y portugués en forma online. "Son formas de aprendizaje que también crecen mucho. Lo bueno es que nosotros hicimos un sistema propio, no es de ninguna gran editorial como suele ocurrir", expresa Elichabe.

El número de estudiantes del Laboratorio es importante. La directora cuenta que solo en su sede de la calle 25 de mayo estudian 12 mil alumnos por año. A este número hay que sumar el de otras sedes como Palermo, Vicente López, Villa Crespo y Belgrano R, llevando la cifra a 15 mil.

Además se agrega el número grande de gente de organismos públicos que son capacitados por profesores del Laboratorio y extranjeros que estudian español, unos 2 mil por año.

Aunque la oferta de idiomas creció mucho el inglés sigue siendo el que más interés despierta. "El inglés siempre tiene ese valor agregado que le ve la gente en relación a tener un mejor trabajo o desarrollar mejor la profesión".

"Luego -continúa Elichabe- el francés se estudia por cuestiones culturales, lecturas, cuestiones diversas. Y luego está el italiano con un alumnado más de gente grande. Aquí entra mucho el tema de la lengua materna, el ser hijo o nieto de inmigrantes y querer saber el idioma de los abuelos".

¿Que pasa con el interés por el idioma chino? Su crecimiento responde, destaca Elichabe, a que hoy se vislumbra al país asiático como una potencia central y sabiendo el idioma se pueden abrir diversas puertas.

"Desde China además están viendo a Latinoamérica en general con cierto interés. Hay un crecimiento de programas de intercambio, de universidades, todo esto lleva a que el idioma chino sea atractivo de estudiar".

Además de los nativos que estudian diversas lenguas en Buenos Aires también crece el fenómeno de extranjeros que vienen al país y aprovechan para estudiar español.

""Esto empezó a verse en los 90 con las empresas privatizadas. Llegaban extranjeros a trabajar acá y entonces necesitaban saber bien español y los cursos empezaron a crecer"", cuenta la docente.

""Hoy además hay muchos jóvenes -continúa la profesional- que vienen a estudiar a las universidades y aprovechan para aprender español. Son gente que se queda un tiempo en el país"".

En cuanto a las dificultades que presenta aprender los idiomas Elichabe explica que ""se da de acuerdo a la proximidad, la distancia que tenga con la lengua materna. Por ejemplo, se llega más rápido a un nivel avanzado de portugués que a poder saber bien inglés, alemán o chino"".

El idioma con mayor dificultad para aprender es el que se habla en el gigante asiático. ""Es muy complejo en su oralidad y escritura. Mismo en China los nativos recién terminan su aprendizaje cuando finalizan el secundario"", cuenta la directora del Laboratorio.

Aprender cualquier idioma, señala la profesional lleva su tiempo. ""Nosotros dividimos cada nivel en tres cuatrimestres arrancando de elemental hasta llegar a avanzado"".

La mayoría de los estudiantes, cuenta Elichabe, llega hasta nivel intermedio o intermedio alto. ""Son niveles que les permiten poder utilizarlo para sus trabajos o estudios"".

""A niveles avanzados ya estudia menos gente que quiere perfeccionarse bien"", destaca la docente. El sitio web del laboratorio es www.idiomas.filo.uba.ar.

En el Centro Universitario de Idiomas (CUI) actualmente se enseñan unas 22 lenguas. El idioma que lidera la tabla de los más concurridos es el inglés. Más de la mitad de los alumnos del CUI lo estudia, seguido por el francés y luego el italiano, portugués y alemán.

Una tendencia que se ve en aumento, señalaron desde esta institución es que aumenta año tras año es la de estudiar dos idiomas en forma simultánea. Según datos que manejan, el número de personas que estudian dos lenguas extranjeras a la vez aumentó un 36% de 2015 a 2016.

"La tendencia es de crecimiento. Incluso en épocas de crisis como fue el 2001 o ahora con mucha inflación e incertidumbre la inscripción se mantiene. La gente apuesta más a educarse", señala a La Prensa Roberto Villarruel, director general del CUI.

El profesional indica que en la Argentina comparado a otros países hay un hábito muy arraigado de la gente a buscar estudiar idiomas. "Es un valor cultural importante", expresa Villarruel. "Incluso adaptamos la currícula en un módulo para que la gente que tiene interés en estudiar dos idiomas pueda hacerlo más fácil", agrega.

Además de los idiomas tradicionales el CUI cuenta en su currícula académica con idiomas que se fortalecen en cada período de cursada como el chino, japonés, ruso y árabe.

"El chino es un idioma que ha crecido bastante en los últimos diez años. Esto se da en la medida en que se incorpora al imaginario económico. Hay interés en general por los idiomas asiáticos. Por ejemplo el japonés crece de la mano de que muchos jóvenes se interesan más por el mundo del animé y el manga".

También se ha visto ver crecer el interés por las lenguas originarias. Este programa que ya va a cumplir 10 años en el CUI permite estudiar wichí, quechua, guaraní, mapuche, toba y tehuelche.

También se reciben a estudiantes de diferentes partes del mundo para aprender el español desde el departamento de internacionales. Entre estos, señalan desde el CUI hay dos refugiados sirios.

El año pasado el CUI abrió el primer curso de inglés para personas sordas. Además se dicta un curso inicial de Lengua de Señas Argentina de 8 clases a cargo de una lingüista e intérprete.

Algo que también crece es el uso de la tecnología para la enseñanza de idiomas. Desde el CUI brindan cursos de inglés también en la modalidad online.

En promedio, estudian en el CUI unos 18 mil alumnos por cuatrimestre. Villarruel señala que en general para poder tener un conocimiento del idioma que permita hablarlo con cierta fluidez se necesitan dos años de estudio.

Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Ranking de notas
 Por sección Todas las secciones Comentadas Recomendadas
Aumenta el interés por aprender idiomas