La Prensa
Fueron incautadas un total de 85 armas de fuego, droga, vehículos y vestimenta de fuerzas de seguridad

Más de 100 detenidos en operativos en el sur del conurbano bonaerense

Fuentes policiales informaron hoy que el megaoperativo consistió en una serie de 46 allanamientos simultáneos en distintos puntos de los partidos de Lomas de Zamora, Lanús y Avellaneda y contó con la participación de unos 400 agentes de varias jurisdicciones de la Policía Bonaerense.

Más de 100 personas fueron apresadas en distintos operativos llevados a cabo en la zona sur del conurbano bonaerense, en los que también fueron incautadas un total de 85 armas de fuego, droga, vehículos y vestimenta similar a la utilizada por personal de diversas fuerzas de seguridad.

Fuentes policiales informaron hoy que el megaoperativo consistió en una serie de 46 allanamientos simultáneos en distintos puntos de los partidos de Lomas de Zamora, Lanús y Avellaneda y contó con la participación de unos 400 agentes de varias jurisdicciones de la Policía Bonaerense.

Los procedimientos fueron supervisados por el jefe de la Policía  provincial, el superintendente general Hugo Matzkin, quien en una conferencia de prensa brindada esta mañana en la sede de la Jefatura Distrital Avellaneda destacó que "más de un centenar de personas quedaron a disposición de la Justicia".

En los operativos también fueron secuestradas 85 armas de fuego entre las que había 46 revólveres, 20 pistolas, 9 armas largas, 3 pistolones, 2 armas de fabricación casera o "tumberas", 4 réplicas y un rifle de aire comprimido.

Además, fueron incautados más de 4 kilos de marihuana, 200 gramos de cocaína, dinero en efectivo presuntamente resultado de la actividad delictiva, 12 autos, 29 motocicletas y dos cuatriciclos.

Entre el resto de los elementos secuestrados en los allanamientos destacan siete camperas de color azul de Policía Federal (PFA) y de Drogas Ilícitas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (PBA), una camisa color azul y un pantalón con el escudo de la PBA, dos gorras negras con la inscripción "POLICIA", otra con la inscripción "DROGAS ILICITAS" y dos gorras de color amarillo con inscripción "PFA".

"Da la sospecha de que se usaban como estructura celular para llevar adelante el delito", aseguró Matzkin, en referencia a que la hipótesis policial es que los delincuentes utilizaban la ropa incautada para hacerse pasar por policías a la hora de cometer ilícitos.