La Prensa

Un escáner permite detectar el envejecimiento y estrés oxidativo

La novedosa técnica determina el nivel de carotenoides en la piel, provitaminas que tienen la cualidad de ser antioxidantes.

Método biofotónico de diagnóstico no invasivo de defensas antioxidantes y estrés oxidativo. Así se llama una nueva técnica que, en un minuto, brinda la información necesaria para conocer el grado de riesgo de enfermarse o envejecer por estrés oxidativo.

El adelanto tecnológico fue presentado recientemente en el Hospital de Clínicas "José de San Martín", durante las jornadas organizadas por la sección Polifenoles, Vino y Salud de la cuarta cátedra de Medicina Interna, a cargo de Roberto Iérmoli, con el objetivo de fomentar cambios de los hábitos de vida poco saludables.

En una entrevista con La Prensa, el doctor Raúl Pastor, jefe de la sección Polifenoles, Vino y Salud de la cuarta cátedra de Medicina Interna, explicó cómo funciona esta técnica, que estará disponible el año próximo en el Clínicas.

- ¿Cómo funciona el método biofotónico de diagnóstico no invasivo de defensas antioxidantes y estrés oxidativo?

- Este método se basa en el descubrimiento que hizo Chandrasekhara Raman, un físico indio, en 1930, por el cual le otorgaron el premio Nobel. El descubre que la luz, al interferir con las estructuras biológicas, penetra en ellas a una determinada frecuencia de onda. Y, al rebotar con las estructuras biológicas moleculares, hay un reflejo -como un espejo-. Es decir que la estructura molecular devuelve una luz en una distinta longitud de onda. A esto se lo denominó el ‘efecto raman’. Como en 1930 no había desarrollos electrónicos como para poder empezar a diseñar productos,
empezaron a aparecer investigaciones sobre las aplicaciones en biología y medicina del efecto raman, que es el efecto biofotónico. 

Con el equipo biofotónico de detección de carotenoides, uno emite un haz de luz sobre la piel y las moléculas de carotenoides en la piel, que son moléculas derivadas de los vegetales -que tienen la potencialidad de actuar como antioxidantes-, absorben parte de la frecuencia de onda de la luz, por lo cual el reflejo de esa luz vuelve con una longitud de onda menor. 

La luz que emite el aparato es de color blanco y vuelve sobre un espectro de colores que van de los azules hasta los rojos y anaranjados, pasando por los verdes. Cuanto más azules son las luces que
vuelven al colimador -que captura el reflejo de la luz que ingresó a la estructura de la piel-, más alto es el nivel de carotenoides en la piel.

- ¿Eso implica un menor envejecimiento?

- Exactamente. Se han hecho estudios de investigación en los que se correlacionó el estrés oxidativo -es decir, la velocidad de envejecimiento- con el nivel de carotenoides en la piel. El estrés oxidativo estaba en relación inversa con el nivel de carotenoides en la piel. Cuanto más alto es el nivel de carotenoides en la piel, o sea más hacia los azules son las luces que se recuperan de la piel, más bajo es el nivel de estrés oxidativo. Y lo contrario: cuanto más hacia el rojo es el reflejo de la luz, mayor es el estrés oxidativo.

- ¿Qué tipo de luz es la que se proyecta sobre la piel?

- Es un láser. Pero actualmente también se están utilizando otro tipo de luces como las luces led.

ALIMENTACION

- ¿De qué depende el nivel de carotenoides que tenemos en nuestro organismo?

- Depende de la alimentación. Los carotenoides son provitaminas que dan origen a los betacarotenos, que son la vitamina A. La vitamina A está presente en la zanahoria y en los frutos más que nada rojos (tomate, morrón, zanahoria, zapallo, etc.). 

Por lo tanto, el betacaroteno tiene un origen únicamente dietario. No hay otra forma de incorporar carotenoides o betacarotenos si no es a través de los alimentos. Los betacarotenos, además de cumplir
roles fundamentales en el metabolismo y principalmente en algunos sistemas y órganos, como la piel, son antioxidantes.

De modo que si uno no tiene una alimentación balanceada con frutas y verduras mal va a incorporar carotenoides o betacaroteno. Eso indica que uno está en problemas con el estrés oxidativo.

- ¿Qué pasa si tengo una buena alimentación, con alto consumo de frutas y verduras -cinco porciones diarias pero tomo mucho sol en los horarios menos adecuados? ¿Cómo serán los resultados del examen biofotónico?

- El estrés oxidativo va a aumentar. Porque el estrés oxidativo producido por el sol va a consumir carotenoides. El hecho de fumar también disminuye el nivel de protección antioxidante y aumenta
el estrés oxidativo. Es decir que es algo muy dinámico, que variará de acuerdo a múltiples factores
además de la alimentación. 

Un estrés psicológico también aumenta mucho el estrés oxidativo, al igual que la exposición a la contaminación ambiental. Todos estos factores consumen carotenoides y producen daño oxidativo.

El daño oxidativo puede ser metabólico, o sea de origen biológico, o puede ser abiótico -por radiaciones-. Por eso es que hay un estrés oxidativo biótico o abiótico. Ambos influyen sobre el proceso de envejecimiento.

PROTECCION

- ¿Por lo tanto la mejor estrategia para mejorar nuestra protección antienvejecimiento es el consumo de frutas y verduras?

- Hay cinco regiones azules en el mundo, que están vinculadas a la longevidad. Esas zonas azules principalmente, además de una buena calidad de vida y un ejercicio físico moderado, se distinguen por la alimentación. En ese sentido, estas regiones comparten cuatro rubros básicos: las frutas y verduras -en forma muy abundante-; el vino tinto; el aceite de oliva; las batatas coloradas; y las nueces. 

- ¿El Hospital de Clínicas contará con un escaner biofotónico?

- Sí, lo presentamos como un anticipo pero a partir del año que viene vamos a disponer en la sección de esta tecnología en el primer cuatrimestre para el público en general. Invitaremos a la población a hacerse un dosaje de estrés oxidativo