La Prensa

Una embarazada fue asaltada por "motochorros" y le tuvieron que hacer cesárea

Al resistirse al robo de su moto, la mujer de 21 años cayó al suelo, golpeando así su cabeza contra el pavimento. Está internada grave con "un hematoma intracraneal", mientras que su bebé de ocho meses fue sacado por cesárea y está en buen estado.

Salta- Una joven embarazada de 21 años fue asaltada por "motochorros" en Orán y a causa de los golpes recibidos debió ser sometida a una cesárea de urgencia para salvar al bebé, ante el riesgo de que la mamá falleciera.

La mujer permanecía esta mañana con coma inducido y asistencia respiratoria mecánica en el hospital San Vicente de Paul y el bebé, de ocho meses de gestación, "está bien" en la sala de neonatología, precisó el director médico Julio Cortés.

La joven madre, según dijo el profesional a los medios, padece "un hematoma intracraneal subdural" y presenta un "buen diagnóstico" por lo que en las próximas horas irá saliendo del coma inducido por los médicos. 

El hecho se produjo anoche, a las 21, frente a la plaza Pizarro de la ciudad de Oran, 270 kilómetros al norte de Salta capital, cuando la chica conducía su moto por la calle Belgrano y fue interceptada por "motochorros".

Tras un forcejeo, los delincuentes consiguieron arrancarle una bandolera y huyeron, mientras la chica caía al suelo golpeando su cabeza pesadamente contra el pavimento, lo cual le causó heridas intracraneales.

"Mi hija estaba embarazada de 8 meses y para salvar al bebé los médicos resolvieron hacerle una cesárea y nació Baltazar", confió Nora, madre de la joven. Y dijo que los médicos le dijeron que su hija "está en manos de Dios".

La policía de Orán intenta identificar a los "motochorros", que, según algunos testigos, se movilizaban en una motocicleta de color rojo.