La Prensa

El Senado comenzó a debatir la reapertura del canje de deuda

La sesión empezó a las 13.20. La iniciativa suspende la vigencia de la denominada Ley Cerrojo y establece que la nueva convocatoria se realizará en "términos y condiciones financieras" similares a la operación concretada en 2010.

 

El Senado empezó a sesionar esta tarde para tratar, como asunto principal, el proyecto del Gobierno para reabrir el canje de deuda, por tercera vez en ocho años, para intentar dar respuesta al reclamo judicial planteado en los Estados Unidos por "holdouts".

En la sesión, que se inició a las 13.20 presidida por la titular provisional de la Cámara, Beatriz Rojkés de Alperovich, tendrá media sanción el proyecto que luego será remitido a la Cámara de Diputados para completar el trámite legislativo.

La iniciativa propone suspender la denominada "Ley Cerrojo" y de esta forma mantener habilitado el canje de bonos a favor del 7 por ciento de los tenedores de títulos que rechazaron las reestructuraciones de 2005 y 2010.

La iniciativa suspende la vigencia de la denominada Ley Cerrojo y establece que la nueva convocatoria se realizará en "términos y condiciones financieras" similares a la operación concretada en 2010.

En ese sentido apunta a "llevar adelante todas las acciones necesarias para la conclusión del proceso de reestructuración de los títulos públicos" que no ingresaron a los canjes instrumentados en 2005 y 2010.

La iniciativa propone suspender la denominada "Ley Cerrojo" y de esta forma mantener habilitado el swap de bonos a favor del 7 por ciento de los tenedores de títulos que rechazaron las reestructuraciones de 2005 y 2010.

De esta manera el Gobierno pretende mostrar voluntad de solucionar el tema de los holdouts como estrategia para que la Corte de los Estados Unidos acepte revisar los fallos del juez Thomas Griesa, y de la Cámara de Apelaciones de Nueva York, que ordenaron a la Argentina a pagar en efectivo y en un sólo pago 1.330 millones de dólares.

El miércoles pasado, el ministro de Economía, Hernán Lorenzino, y el vicejefe de la cartera, Axel Kicillof, explicaron el proyecto a los senadores en una reunión conjunta de comisiones, al cabo de la cual el oficialismo avanzó con la firma del dictamen favorable que se tratará en el recinto.

En la oportunidad, ambos funcionarios afirmaron que la oferta que se le hará a los acreedores que no ingresaron a los dos canjes anteriores será la misma que se le hizo al resto de los tenedores de deuda en default.

El proyecto de Ley que abre el canje dispone el "reemplazo de pleno derecho" de los "bonos elegibles" que tienen en su poder quienes no entraron en los canjes y no aceptaron antes los títulos Par y Discount en pesos y dólares o los cupones atados a la evolución del PBI, esta vez "por los 'Bonos de la República Argentina a la Par en Pesos Step Up 2038'".

El texto también indica que quienes iniciaron acciones judiciales, administrativas, arbitrales o de cualquier otro tipo contra el país "no podrán tener un trato más favorable que aquellos que no lo hubieren hecho".

La iniciativa surge a raíz del fallo adverso para la Argentina que hace dos semanas dictó la justicia de Nueva York en la causa iniciada por los fondos especulativos que son tenedores de bonos.

El Ministerio de Economía se comprometió a informar al Congreso cada tres meses sobre el avance del canje que se solicita aprobar. Después que el Senado apruebe el proyecto pasará a la Cámara de Diputados para ser convertido en ley.

El proyecto no contiene ninguna cláusula específica para promover un cambio de jurisdicción y lugar de pago de los bonos que se están pagando en forma regular.