La Prensa
El diplomático italiano Pietro Parolin (foto) será el nuevo Secretario de Estado de la Santa Sede

El Papa Francisco acepta la renuncia del cardenal Bertone

El virtual "primer ministro" del Papa, tiene 58 años, era nuncio apostólico en Venezuela y cumplió funciones en las nunciaturas de México y Nigeria. El arzobispo Parolin también intervino en asuntos como la difícil relación del Vaticano con China y en conversaciones bilaterales con Vietnam e Israel.

 El papa Francisco aceptó hoy la renuncia del cardenal Tarcisio Bertone como "número dos" del Vaticano y nombró en su lugar al diplomático italiano Pietro Parolin, para dar inicio a una reforma "radical" de la Curia Romana.

El nuevo Secretario de Estado de la Santa Sede, virtual "primer ministro" del Papa, tiene 58 años, era nuncio apostólico en Venezuela y cumplió funciones en las nunciaturas de México y Nigeria.

El arzobispo Parolin también intervino en asuntos como la difícil relación del Vaticano con China y en conversaciones bilaterales con Vietnam e Israel.

"El Santo Padre Francisco aceptó la renuncia de su eminencia el cardenal Tarcisio Bertone", informó hoy la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

Asimismo, precisó que el purpurado salesiano continuará en el cargo hasta el 15 de octubre.
Bertone, de 79 años, dejará de ser el hombre más influyente del Vaticano y mano derecha del Papa tras 7 años de una gestión cuestionada.

La filtración de documentos reservados conocida como "Vatileaks" puso al purpurado en el centro de un escándalo, por su presunta injerencia en asuntos financieros o por ponerle freno a las reformas de fondo que quiso encarar el hoy papa emérito Benedicto XVI.

Parolín nació en Schiavon, provincia de Vicenza, fue ordenado sacerdote en 1980 y entró en el servicio diplomático vaticano en 1986.

En 2002 fue nombrado subsecretario de las Relaciones con los Estados, "vicecanciller" y en 2009, Benedicto XVI lo ordenó obispo e inició su gestión diplomática en Venezuela.

Ayer, el Papa avanzó en los cambios esperados y nombró secretario general del "Governatorato" vaticano al sacerdote español Fernando Vérgez Alzaga. Un puesto clave.

Las fuentes eclesiásticas consultadas por DyN precisaron que el cambio de funcionarios es la primera etapa de la reforma "en marcha". Algunos, inclusive hablan de "limpiar" la Curia de cardenales "no servidores" sino constructores de poder e intrigas.

La segunda fase vendrá después y estará orientada a reestructurar la "maquinaria curial vaticana".
El objetivo, precisaron, "reducirla, redimensionarla y hacerla más eficaz y, sobre todo, al servicio del Papa, no de sí misma".

Para hacerlo, Francisco conformó un equipo de ocho cardenales asesores, encabezado por el cardenal hondureño Oscar Rodríguez Maradiaga, que deberá aconsejarlo "en el gobierno de la Iglesia universal".