La Prensa
Crítica: "Zambezia", un filme animado sudafricano, que protagoniza un halcón huérfano

El reino ideal de los pájaros

"Zambezia" (Zambezia). Sudáfrica, 2012. Filme animado. Dirección: Wayne Thornley. Guión: Anthony Silverston, Andrew Cook y otros. Dirección de arte: Iain Bold y Remi Abrahams. Música: Bruce Retief. Con las voces de: Leonard Nimoy, Jeremy Suarez, Abigail Breslin, Samuel L. Jckson y Jeff Goldblum. Presenta: DCA. Duración: 83 minutos. Calificación: Para todo público.

La historia es entre pájaros y pajarracos. No hay humanos y en algún momento aparecerá el enemigo representado por una iguana.

Aquí hay un joven halcón huérfano, Kai, un poco cansado por los cuidados de Tendai, su padre.

Kai, desea ser aviador, más aún, un guardia que cuide Zambezia, la ciudad de los pájaros, hacia la que se dirige en un descuido de su padre.

La bella ciudad de Zambezia está en lo alto de la cascada Victoria, en Sudáfrica y el paraíso que parece esperarlo deslumbra al joven halcón, que no se acostumbra a ser provinciano. El será un héroe, está decidido a convertirse en una figura útil y protectora y no le importan los peligros que tenga que afrontar, ni que haya una odiosa iguana llamada Budzo, que planea con sus secuaces apropiarse de Zambezia.

PADRE E HIJO
Aunque nuestro joven halcón no lo sepa, su padre está en vuelo para recuperarlo y los enemigos de la ciudad ya le pusieron la mira encima y esperan capturarlo.

El filme, dedicado a los más chicos, está sencillamente diagramado con dibujos simples y básicos pero no exentos de encanto y cierta gracia gestual.

Hay bellas locaciones, pájaros simpáticos, gran deseo de integración y el deseo de aventura siempre dispuesto a la rebelión.

Se rescata el concepto de solidaridad, la unión y el esfuerzo por terminar las buenas acciones.  Es bella la banda sonora, cálidas las canciones y las locaciones de Sudáfrica están muy bien presentadas.

Con algo de otro filme animado como "Rio", mucha simpatía y gran ingenuidad, "Zambezia" es un entretenimiento sensible y cálido, sencillo y con buen ritmo y está dedicado a los más pequeños.
Calificación: Buena