La Prensa
Los dos campeones de la temporada se medirán el sábado en Mendoza

El puntapié inicial para la Superfinal del fútbol argentino

La AFA presentó el partido en el que Newell´s y Vélez se disputarán para definir al gran campeón de la temporada. El ganador se clasificará directamente a la Copa Sudamericana 2013 y a la Copa Libertadores 2014. Y además jugará en noviembre la Supercopa frente al ganador de la Copa Argentina.

Con deseos de paz y que esté presente la "familia", fue presentada la Superfinal del sábado entre Newell's y Vélez que se jugará en Mendoza. El acto, encabezado por el gobernador de Mendoza, Francisco Pérez, fue realizado en el predio de AFA, en Ezeiza, donde también estuvieron el vice afista, Luis Segura, y los titulares de ambos clubes, Guillermo Lorente, de Newell's, y Miguel Calello, de Vélez.

Pérez se esmeró en mostrar que está todo preparado en el estadio Malvinas Argentinas y la ciudad de Mendoza para recibir la Superfinal, cuya copa fue mostrada en el acto.

Justamente esa Copa data de 1986, se entregaba a los ganadores de torneos de Primera División y según el historiador Osvaldo José Gorgazzi, tuvo varios nombres: Championship Cup, Copa Campeonato, Challenge Cup, Copa Desafío y Copa Alumni".

Más allá de esas cuestiones históricas, el valor de este partido tiene que ver con que el hecho de que quien resulte ganador clasificará directamente a la Copa Sudamericana 2013 y a la Copa Libertadores 2014. Y además jugará en noviembre la Supercopa frente al ganador de la Copa Argentina.

El mandatario tuvo que salir a explicar cómo fue que aparecieron hinchas de Boca en una tribuna el domingo por la noche ante Godoy Cruz, cuando había veda para el público visitante, según había dispuesto AFA.

"Eran hinchas mendocinos que fueron con las camisetas bajo los buzos", dijo, y deslizó cierta contemplación al evaluar que pocas veces tienen chances de ver a Boca.

Segura recordó que el sábado habrá solo "un partido de fútbol". De ello se agarró Calello para pedir que "el sábado poder disfrutar de la familia en la cancha y rechazar todo tiempo de violencia".