La Prensa

Murió Laura Bonaparte, una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo

Bonaparte sufrió durante la última dictadura militar el secuestro y desaparición de tres de sus hijos Noni, Irene y Víctor; el padre de ellos, Santiago Bruschtein; y dos yernos. El cuerpo de la dirigente de derechos humanos comenzó era velado en Tacuarí 470.

Laura Bonaparte, integrante de Madres de Plaza de Mayo línea Fundadora, murió hoy a los 88 años, confirmaron diferentes organismos de derechos humanos.

Bonaparte sufrió durante la última dictadura militar el secuestro y desaparición de tres de sus hijos Noni, Irene y Víctor; el padre de ellos, Santiago Bruschtein; y dos yernos. El cuerpo de la dirigente de derechos humanos comenzó a ser velado esta tarde en Tacuarí 470.

"Con tristeza y el compromiso de seguir firmes en la lucha, despedimos a la compañera Laura Bonaparte, Madre de Plaza de Mayo. Hasta siempre", señaló la agrupación H.I.J.O.S. Capital.

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda; la diputada nacional Victoria Donda; la legisladora porteña Gabriela Cerruti; el secretario de Relaciones Parlamentarias, Oscar González; y el dirigente kirchnerista Luis D'Elía, entre otros, expresaron su pesar por la muerte.

"El dolor que nos provoca la partida de la compañera Laura Bonaparte, lo transformaremos en esperanza, para recordarla y continuar su lucha", escribió Fresneda en la red social Twitter.

González, por su parte, dijo: "Se fue Laura Bonaparte. Gran mujer, Brillante y luchadora. Siempre nos acompañó a los socialistas. La despedimos con el puño en alto".

Al tiempo, Cerruti deseó un "buen viaje" a la dirigente de derechos humanos, y expresó: "Vamos a extrañarte tanto".

Bonaparte fue una de las fundadoras de Madres de Plaza de Mayo, luchadora incansable por los derechos humanos, psicoanalista y militante.

En el libro "Una madre de Plaza de Mayo contra el olvido", de la periodista Claude Mary, afirmó que su vida "es una desmesura. No podría, yo sola, relatarla".

En 1998, Bonaparte y Graciela Lois presentaron un amparo que frenó el proyecto de demolición de la ex Escuela Mecánica de la Armada (ESMA) para crear un espacio verde impulsado por el ex presidente Carlos Menem.
En la actualidad, en ese predio -que fue un ex centro clandestino de detención durante la dictadura- funciona el Espacio para la Memoria y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos.