La Prensa
Crítica: "Mercedes Sosa: La voz de Latinoamérica", artista única

Una cantora de todo el mundo

"Mercedes Sosa: La voz de Latinoamérica". Argentina, 2013. Dirección: Rodrigo Vila. Guión: Rodrigo Vila y Fabián Matus. Fotografía: Mariano Cúneo, Hans Bonato y Ariel González. Con la participación de: Julio Bocca, Chico Buarque, David Byrne, Charly García, León Gieco, Victor Heredia, Pablo Milanés, Milton Nascimento, Fito Páez, Teresa Parodi y Abel Pintos. Presenta: 3C Films. Duración: 110 minutos. Calificación: Para todo público.


El filme, estructurado como un documental, registra la trayectoria de la gran Mercedes Sosa, fallecida en 2009.
La película cuenta sus inicios en su Tucumán natal y como ella misma dice: "hija de un matrimonio pobre, pero con una familia maravillosa", inicia una carrera increíble al ganar un concurso en LV12, una radio local de su ciudad, San Miguel de Tucumán, ocultando el hecho a su padre que no simpatizaba con la idea de una carrera artística para su hija.

NUEVO CANCIONERO
Luego de participar en el "Manifiesto del Nuevo Cancionero" con Armando Tejada Gómez, Oscar Matus, su primer esposo y otras importantes figuras, su repertorio acentúa la búsqueda de una música nacional de contenido popular y se centra en la situación de América latina y las luchas por la tierra.
"Mercedes Sosa: La voz de Latinoamérica" abarca un completo registro de imágenes y sonidos, con reportajes realizados por su hijo Fabián Matus, tanto a sus parientes y amigos tan queridos, como a figuras internacionales de la música. Así desfilan Chico Buarque, Pablo Milanés, David Byrne, Milton Nascimento, Isabel Parra, Charly García, Víctor Heredia, León Gieco, Fito Páez, Teresa Parodi y Abel Pintos, entre otros.

LA OPORTUNIDAD
Desde 1965, su consagración en el Festival folklórico de Cosquín, de la mano de Jorge Cafrune, que le da la oportunidad; el rumbo de su carrera toma un giro definitivo, que va a pasar por el exilio político. Amenazada en la década de 1970, por el grupo La Triple A, se exilia y paradójicamente logra la definitiva consagración internacional. Chico Buarque, su gran admirador, destaca la difusión que hace de las canciones de la chilena Violeta Parra.
Un lugar especial en el filme es para el recuerdo de doña Emma, la madre de Mercedes, su segundo esposo Pocho Mazzitelli, fundamental en su repertorio y en su vida y por supuesto, su adorado hijo Fabián. El recital de Pablo Milanés con su invitación a Mercedes Sosa para cantar "El tiempo pasa", presenta una secuencia de sentido valor emocional.
La película es un valioso testimonio que permite disfrutar de lo mejor del repertorio de esta cantora universal y recordar su voz y su presencia, que, indudablemente, cambió el panorama de la música popular en la Argentina.
Calificacion: Muy buena