La Prensa

Señoras de Stalin

Ekaterina Semynovna Svanidze, también conocida por su diminutivo Katia, nació el 2 de abril de 1801, en Georgia, en la región de Racha-Lechjumi. Tenía dos hermanas, Saschik y Marik, y un hermano, Aleksandr Svanidze. Fue la primera esposa de Iosif Stalin, amigo de su hermano. Se casaron el 15 de abril de 1903 y tuvieron un hijo, Ykov Dzhugashvili, nacido el 18 de marzo de 1907.

Poco se supo de este matrimonio. Ekaterina falleció por un ataque de tifus y colitis ulcerosa, el 5 de diciembre de 1907. Con el tiempo, Stalin llegó a afirmar que, aparte de su madre, Katia fue la única mujer a la que llegó a amar. De hecho, se cree que llegó a confesar que, a partir de ese momento, moría en él todo sentimiento humano.

Un segundo capítulo asomó en la vida de Stalin, de 41 años, con Nadezhda "Nadia" Serguéievna Allilúyeva. Nacida el 22 de septiembre de 1901, en Tiflis, Georgia, fue su segunda mujer, con quien contrajo matrimonio en 1919. Tuvieron dos hijos, Vasili y Svetlana.

Nadia sufría fuertes migrañas, combinadas con manía persecutoria, consecuencia de los celos que le causaban las aventuras de su marido con bellas jóvenes. Su relación era de un auténtico amor-odio. Con el tiempo, ella se volvió apática y poco demostrativa con sus hijos. Murió el 9 de noviembre de 1932, por motivos todavía desconocidos. Junto a ella, se halló un revólver.