La Prensa

Allanan casas y oficinas de Fariña y Elaskar por lavado de dinero

La Justicia dispuso a última hora del jueves los procedimientos en la causa por presunto lavado de dinero por un monto de unos 20 millones de pesos, en el marco de la causa a partir de las revelaciones de los imputados que involucran al empresario kirchnerista Lázaro Báez. La Fiscalía, en tanto, pidió la declaración indagatoria del contador y el financista.

La Justicia allanaba en la noche del jueves oficinas y casas del contador Leonardo Fariña y el financista Federico Elaskar, en la causa que investiga posible lavado de dinero y en la que está involucrado el empresario kirchnerista Lázaro Báez, informaron fuentes vinculadas al caso.
Uno de los operativos se realizaba en la financiera SGI de Elaskar, conocida como "La Rosadita", en el edificio Madero Center de Juan Manso 555, en el barrio capitalino de Puerto Madero.
Asimismo, se efectuaba un procedimiento en la casa del financista, en la calle Azucena Villaflor del mismo barrio.
En paralelo, se hacían allanamientos en otras oficinas de Puerto Madero ubicadas en la calle Pierina Dealessi y en una casa de Fariña en la ciudad de La Plata, añadieron las fuentes.
Los procedimientos fueron decididos por el juez federal Sebastián Casanello, por requerimiento del fiscal Ramiro González, y los efectuaba personal de la Policía Federal.
Los allanamientos se están realizando cuatro días después de conocerse públicamente las declaraciones de Fariña y Elaskar en el programa "Periodismo para todos" de Canal 13.
La causa se abrió a partir de media docena de denuncias efectuadas después de esa emisión.

Horas antes, el fiscal federal Ramiro González pidió la declaración indagatoria de Fariña y de Elaskar por presunto lavado de dinero, por un monto de alrededor de 20 millones de pesos, en el marco de la causa abierta a partir de las revelaciones de los imputados que involucraron a Báez.
Fuentes judiciales informaron que el pedido fue hecho en conjunto con la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) en base a cinco Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) de entre 2010 y 2011 por unos 20 millones de pesos que presentó en la Justicia la Unidad de Información Financiera (UIF).
El dictamen de la Fiscalía -en el marco de la causa caratulada inicialmente como investigación de "encubrimiento y asociación ilícita"- también solicita medidas de prueba a organismos públicos para ir tras la "ruta del dinero" y fue presentado al juez federal Sebastián Casanello, quien debe resolver los planteos.
Los voceros señalaron que en los ROS no figura el empresario kirchnerista Lázaro Báez, a quien en el programa de Canal 13 "Periodismo Para Todos" Fariña y Elaskar señalaron como quien habría manejado la plata que ellos enviaban al exterior a partir de empresas que se creaban para ese fin.
La UIF aportó hoy a la mañana a la Justicia unas 20 carpetas de información donde constan los ROS que vincularían las operaciones sospechadas con Fariña, Elaskar y SGI, la financiera del segundo, quien reveló en televisión que por supuestas presiones se la vendió a Daniel Pérez Gadin, presunto allegado a Báez.
La Fiscalía accionó contra Fariña y Elaskar, pese a que ambos, en los últimos dos días, se desdijeron de lo que habían afirmado en el programa de TV de Jorge Lanata.
Fariña, grabado con cámara oculta, dijo que había hecho una "ficción", mientras Elaskar sostuvo que había "mentido" y que había pedido que no se emitiera su testimonio grabado de manera clásica.
Los pedidos de indagatoria se basan en que ni Fariña ni Elaskar pueden justificar los movimientos de dinero y el fiscal González y Carlos Gonella, titular de la Prpcelac, solicitaron informes a la AFIP, la Inspección General de Justicia (IGJ), el Banco Central, otros bancos y registros nacionales para ir tras el rumbo de la plata.
Los informes de la UIF también nombran a otras personas y a 16 empresas sobre las que los fiscales también buscan determinar su rol, con pedidos de informes a los mismos organismos.
Los pedidos deben ser resueltos por el juez Casanello, quien quedó al frente de la causa por orden de la Cámara Federal, que intervino en una disputa de competencia entre ese magistrado y su par Rodolfo Canicoba Corral.
González estará al frente de la Fiscalía hasta fin de mes, cuando vuelva de licencia Guillermo Marijuán, representante del Ministerio Público que interviene en la causa con Casanello.
En el marco de este caso, la presidenta Cristina Fernández planteó la necesidad de una ley para que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la UIF "sean parte querellante y puedan pedir todas las medidas necesarias" en causas por lavado de dinero y evasión fiscal.
No obstante, la jefa de Estado no mencionó las acusaciones contra Báez, y en cambio habló de "causas paradas de forma inexplicable" que fueron "escandalosas en cuanto al lavado de dinero".
"Los casos más resonantes e importantes en términos de lavado de dinero requieren una activa participación por parte de los señores fiscales, de la Procuración General, de la UIF y de la AFIP", afirmó, y allí fue cuando dijo que "deberíamos tener una ley para que en todo lo que sea evasión y lavado de dinero pueda actuar la UIF y la AFIP como parte querellante obligatoria y que puedan también pedir todas las medidas necesarias".
Pero la AFIP ya se presentó como querellante en cuatro de las cinco denuncias en esta causa.