La Prensa
Los países más exitosos son los que dan al maestro un alto estatus

Finlandia encabeza un ranking educativo; Argentina lo cierra

Londres  - Finlandia se convirtió en el líder mundial con el mejor sistema educativo, en tanto que Argentina, México y Brasil quedaron entre las últimas cinco posiciones, según una liga global publicada ayer por la entidad educativa Pearson.
 
De acuerdo al ranking internacional, que combina resultados de exámenes, número de matriculados en universidades e índices de graduados entre 2006 y 2010, Finlandia cuenta con el mejor sistema educativo del mundo, seguido por los países asiáticos de Corea del Sur, Hong Kong, Japón y Singapur, y del Reino Unido, elogiado por su alto nivel de rendimiento y calificaciones.
 
En el séptimo lugar se ubicó Holanda, delante de Nueva Zelanda, Suiza, y Canadá, este último que quedó en el décimo puesto.
 
La lista de los restantes mejores 20 países en materia de educación, que también tomó en cuenta los llamados exámenes de Pisa de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), continuó con Irlanda, Dinamarca, Australia, Polonia, Alemania, Bélgica, Estados Unidos, Hungría, Eslovaquia y Rusia.
 
El ranking continuó con Suecia, República Checa, Austria, Italia, Francia, Noruega, Portugal, España, Israel, Bulgaria, Grecia, Rumania, Chile y Turquía.
 
En los últimos cinco lugares de la tabla figuran Argentina (en el puesto 35), Colombia (36), Tailandia (37), México (38), Brasil (39) e Indonesia (40).
 
El británico Sir Michael Barber, principal consejero de Educación de Pearson y ex consejero del antiguo primer ministro Tony Blair, declaró que los países más exitosos en materia educativa son aquellos que le dan a los maestros un "alto estatus" y cuentan con una "cultura" de educación.
 
El ranking fue elaborado por Pearson para el grupo de análisis The Economist Intelligence Unit, con sede en Londres.
 
El estudio concluyó que para que los sistemas educativos del mundo sean exitosos, el presupuesto destinado a la Educación es importante, aunque no tanto como contar con una cultura que apoye los procesos de aprendizaje.
 
En ese sentido, destacó que mientras es fácil medir el gasto público para el área educativa, sigue siendo más complejo evaluar el impacto de las actitudes sociales a la Educación, las cuales pueden hacer una gran diferencia.
 
"El éxito de los países asiáticos en la tabla refleja el alto valor vinculado a la Educación y las altas expectativas de los padres", agregó el documento. En el caso de Finlandia y Corea del Sur, el reporte indicó que tienen un factor común: una creencia social compartida acerca de la importancia de la educación y su "subyacente beneficio moral".
 
El listado también enfatizó la importancia de contar con educadores altamente calificados y en la necesidad de encontrar nuevas formas de reclutar a los mejores maestros y profesores. Además, indicó que no existe una evidencia clara entre altos salarios y mejor desempeño en las aulas.