domingo, 20 de abril de 2014 I Buenos Aires, Argentina
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Espectáculos
Crítica: "Dos más dos" es una buena comedia con un atractivo cuarteto protagónico
Unos aprendices de swingers
16.08.2012 | Es una comedia, nada pretenciosa, con un poco de picardía y correctas actuaciones de un atractivo cuarteto protagónico, en el que se destaca especialmente Julieta Díaz. Alfredo Casero hace reír con su espontaneidad y simpatía.
Por Isabel Croce

Ficha técnica: 

"Dos más dos". Argentina, 2012. Dirección: Diego Kaplan. Guión: Juan Vera y Daniel Cúparo. Fotografía: Félix Monti. Música: Iván Wyszogrod. Actores: Adrián Suar, Julieta Díaz, Carla Peterson, Juan Minujín y Alfredo Casero. Presenta: Buena Vista. Duración: 107 minutos. Calificación: Para mayores de 16 años.

 Emilia (Julieta Díaz) tiene un buen marido, un trabajo atractivo y un hijo de catorce años. Vive bien, pero parece que se aburre un poco. Se le ve en la mirada y sin embargo observa con curiosidad a sus amigos Betina (Carla Peterson) y Richard (Juan Minujin), que parecen recién casados y se hacen arrumacos. 
 
La sorpresa llega cuando Betina le cuenta a Emilia, que son swingers y disfrutan del intercambio sexual hace años. Diego (Adrián Suar), médico como Richard, socios los dos en una clínica, no puede creer lo que le cuenta su mujer. Como puede ser que su amigo de tantos años nunca le contó semejante cosa!. Pero lo que más le asombra es la ligereza de Emilia al aceptar eso que no puede aceptar. El caso es que Emilia piensa que como le dice su amiga, "esa situación" puede ser un incentivo para refrescar un matrimonio rutinario y probar fantasías sexuales. 
 
LA COMUNIDAD
 
Una fiesta para conocer una "comunidad" de adictos los va a lanzar a una aventura inesperada.  Esto de las insatisfacciones, la existencia de los swingers, ya las registraba la época hippie, donde droga y sexo grupal era una posibilidad más o menos escandalosa.
 
El cine mismo la recordaba con "Bob y Carol, Ted y Alice", que dirigió Paul Mazursky, en la que hablaba de la crisis moral norteamericana. En este caso Diego Kaplan, el director, toma la historia con buena dosis de humor. Es un entretenimiento liviano, que no ahonda demasiado y se centra en diálogos sencillos, algunos equívocos y especialmente la actitud de un tipo muy prejuicioso como Diego.
 
LOS JUGADORES
 
La película tiene una vuelta de tuerca cuando la nueva situación ya es costumbre y uno de los "jugadores" se arrepiente. Sí, es verdad que el matrimonio se revitalizó, pero parece que eso de jugar con fuego, a veces quema y hay que elegir entre la ampolla, o el alejamiento del fuego. 
 
"Dos más dos" es una comedia, nada pretenciosa, con un poco de picardía y correctas actuaciones de un atractivo cuarteto protagónico, en el que se destaca especialmente Julieta Díaz. Alfredo Casero hace reír con su espontaneidad y simpatía.
 
Correcto el guión, muy buen nivel técnico y la sensación de que hasta el humor tiene su cuota de amargura. Las escenas "fuertes", no son para asustar a nadie, están bien resueltas y son bastante recatadas. 
 
Calificación: Buena
 
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Ranking de notas
 Por sección Todas las secciones Comentadas Recomendadas
Unos aprendices de swingers