La Prensa
Es el primero de una serie para la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), destinado para transporte de derivados de petróleo

El Astillero Río Santiago botará el buque productero "Eva Perón"

El "Eva Perón" se convirtió en el buque de doble casco más grande construido en Argentina en los últimos 30 años, y su bautizo y botadura será encabezada por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli junto al ministro de la Producción, Cristian Breitenstein, y el presidente de Astillero Río Santiago (ARS), Héctor Scavuzzo.

El Astillero Río Santiago botará el próximo jueves el buque productero "Eva Perón", el primero de una serie para la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), destinado para transporte de derivados de petróleo, con capacidad de hasta 47.000 toneladas de porte bruto (TPB).

El "Eva Perón" se convirtió en el buque de doble casco más grande construido en Argentina en los últimos 30 años, y su bautizo y botadura será encabezada por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli junto al ministro de la Producción, Cristian Breitenstein, y el presidente de Astillero Río Santiago (ARS), Héctor Scavuzzo.

En julio de 2004 el por entonces presidente Néstor Kirchner y su par de Venezuela, Hugo Chávez, firmaron un acta compromiso y en 2005 el contrato que estableció la construcción de dos buques producteros de 47 mil toneladas cada uno con la opción de construir dos buques más, reactivando así al astillero.

El contrato inicial incluyó la fabricación de dos buques, por un monto de 112 millones de dólares y el primer bloque se montó en la Grada 1 del ARS, el 18 de enero de 2008.

La actual gestión del ARS, renegoció el contrato original y en el mes de abril de 2012 logró un incremento de 39 millones de dólares, por las dos unidades.

Los buques requeridos por la Republica Bolivariana de Venezuela son del tipo Products Tankers (Tanqueros Producteros – BT) y sus dimensiones comprenden una eslora total de 182,88 metros, una manga de 32,20 metros, 17,20 metros de puntal, 47 mil toneladas de porte bruto y cada unos será tripulado por 36 Personas.

La dimensión de los trabajos, le permitió al Astillero recuperar la capacidad de construir un buque de gran porte luego de tres décadas, tras la botadura de los petroleros "Ingeniero Huergo" e "Ingeniero Silveyra", pertenecientes a la flota de ELMA -Empresa Líneas Marítimas Argentina, que fue desintegrada en la década del noventa- y que estuvieron al servicio de YPF.