La Prensa
Crítica: "Diego Capusotto y sus 3Dimensiones" o el encuentro con un cómico original

Una entrega con delirio controlado


Ficha técnica:
"Peter Capusotto y sus 3Dimensiones". Argentina, 2011. Dirección: Pedro Saborido. Guión: Pedro Saborido y Diego Capusotto. Actores: Diego Capusotto, Ivana Acosta, Jacquie Decibe, Alfonso Sierra, Gustavo Durán, Pablo Marasco y Manuel Reidel. Presenta: Buena Vista. Duración: 93 minutos. Calificación: Para mayores de 13 años
.

Lo conocimos en los "90. La delirante serie "Cha Cha Cha", "Todo por dos pesos" y "Los videos de Diego Capusotto", hicieron que uno ingresara al universo del absurdo sin remordimientos. Alfredo Casero, Fabio Alberti lo acompañaban y con Saborido bailaban al ritmo del mismo mambo.

En este filme, Diego Capusotto presenta a Violencia Rivas, personaje de su serie televisiva, cantante, conductora y crítica social emergente de "La Barra de la Nueva Ola" de los "60, que analiza un tema: el entretenimiento como mal necesario. Violencia, a la manera de un analista, estigmatiza el nuevo dios de la sociedad del siglo XXI, que nos condena al absurdo.

ESCENAS MAS LOGRADAS

Parodia de la parodia, Diego Capusotto con el tema del entretenimiento se permite sumergirnos en el mundo de sus personajes, Bombita Rodríguez, remedo "monto" en decadencia, Jesús de Laferrre, el predicador de los pobres, Pomelo o Micky Vainilla, el discriminador. Por su crítica pasa el mundo rolinga y el mundo careta, gorilas y peronistas, contradicciones y fanatismos de ambos bandos, mundos digitales y reales, objetos estrambóticos e improbables, dragones y arcas.

Un mundo Capusotto donde todo es posible y criticable, donde la libertad y la crítica conviven democráticamente y el lenguaje también se parodia.

Si tenemos que destacar secuencias más logradas, ésa va a ser la de la masacre de Ezeiza de 1973 y la del atentado a las Torres Gemelas. Cuando mejor funciona la película, es cuando más se desborda la imaginación, porque el delirio es contagioso y las medias tintas o la coherencia no son materia de Capusotto.

La estructura general representa una vez más un estilo desorbitado, sin términos medios. La estructura general de la película no escapa a lo caótico, efervescente, desparejo, a veces demasiado ingenuo. Y eso es lo que espera el admirador "capusoteano", algo que lo inspire y le haga sentir emociones. Un sentimiento elemental, ingenuo, crítico y absolutamente válido

Calificación: Buena