La Prensa
Crítica: "Asesinos de élite" para lucimiento del inglés Jason Statham

Acción en estado puro

Se destaca una persecución por terrazas, patios y jardines y hay puñetazos y puntazos a placer. Como dato aparte, el libro en que se basa pertenece al más importante personaje, relacionado con la aventura en el mundo, según el Guinness.

Ficha técnica:
"Asesinos de élite" (Killer elite). Coproducida entre los Estados Unidos y Australia, 2011. Dirección: Gary McKendry. Guión: Matt Sherring y Ranulph Fiennes. Fotografía: Simon Duggan y Alain Duplantier. Música: Reinhold Heil y Johnny Klimek. Actores: Jason Statham, Clive Owen, Robert De Niro y Dominic Purcell. Presenta: Alfa. Duración: 116 minutos. Calificación: Para mayores de 13 años.

Parece que a Dany le cansó el riesgo y el exceso de acción al que lo obligaba el SAS, regimiento de fuerzas especiales del Ejército Británico al que perteneció. Ahora su radio de acción son los campos australianos y esa chica que le gusta, muy rubia y decidida, a la que no parece interesarle su pasado.

Cuando todo parece más o menos tranquilo, otra vez el trabajo se interpone, porque quien les enseñó toda la acción está en peligro, junto con un grupo de camaradas. El nunca olvidado Hunter (Robert De Niro) y varios ex compañeros fueron elegidos como blanco de un grupo de mercenarios asesinos ligados con el petróleo como negocio y el asesinato como medio de llegar a él. Tres son los asesinos bajo la tutela de un asesino mayor que los organiza.

Dany olvida Australia y se lanza a un radio de acción que abarcará varios países. Incluso el sultanato de Omán.

SIN CAMBIOS

Esta es una película destinada, únicamente, a los que gustan de los relatos de acción. Cuanto más violenta mejor. El argumento no dá para más. Todo es tradicional y sin cambios. Eso sí, hay mucho ritmo, persecuciones, efectos especiales, explosiones, huídas y distintos tipos de muertes. A puro instrumento quirúrgico, línea bisturí, vidrio térmico etcétera, a pincel cortado, ideal para hacer blanco en el ojo de un enemigo a destruir y también usando la silla a la que uno fue atado, como violento y útil palazo.

Hay un muy buen diseño de producción y trabajan los ingleses Jason Statham ("Rápido y furioso 6") y Clive Owen y De Niro aparece poco y nada como el Hunter mencionado.

Se destaca una persecución por terrazas, patios y jardines y hay puñetazos y puntazos a placer. Como dato aparte, el libro en que se basa pertenece al más importante personaje, relacionado con la aventura en el mundo, según el Guinness.

Se trata de Ranulph Fiennes, egresado del Eton College, explorador, ex integrante del SAS, especialista en acciones militares en el sultanato de Omán. Hace poco completó un viaje por la Antártida a pie y con sesenta y seis años subió al Everest el año pasado, también escribe y por supuesto, sus libros son best sellers.

Calificación: Buena