La Prensa

López Murphy y Castrilli piden por la reforma electoral

Los dos candidatos a gobernar la Ciudad abogaron por "un sistema más moderno de elección". Aseguraron que la boleta única y el voto electrónico "son reformas muy sanas" y que para Capital eso "es una deuda pendiente".

Los candidatos a Jefe de gobierno porteño Ricardo López Murphy (Partido Autonomista Nacional) y Javier Castrilli (Acción Ciudadana) convinieron hoy en la necesidad de imponer el voto electrónico en la Ciudad y evitar así "gastos absurdos" en la confección de "millones de boletas" que no serán utilizadas.

López Murphy indicó que la promoción de una 'boleta única' y en especial el empleo de tecnología informática, "son reformas muy sanas" para cultura electoral de la sociedad y reconoció que este tipo de mecanismos electorales representarían "un cambio extraordinario" para la Ciudad.

Para Castrilli, este tipo de reforma "es una deuda pendiente" que aún mantiene la Ciudad para con sus ciudadanos y admitió que "en la era digital ya no podemos seguir como en el tiempo de las cavernas".

"Toda señal del gobierno nacional en materia de la reforma electoral fueron tan tibias como insignificantes: el actual sistema de votación se vuelve tan vetusto que pierde credibilidad", admitió Castrilli.

Ambos candidatos volvieron a encontrarse hoy en el marco de un encuentro organizado por la Fundación Konrad Adenauer, realizado en el auditorio de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA).

En este marco, Castrilli señaló que con la 'boleta única' o bien el 'voto electrónico' cesaría con "las amenazas y la coerción física que reciben los fiscales" durante los actos eleccionarios.

Según López Murphy, "el empleo de una boleta única permitiría evitar el gasto absurdo de confeccionar 120 millones de boletas cuando en la presente elección solo se utilizarán casi 2 millones".

"Por ello, se debe ir a un sistema más moderno de elección, donde lo mejor sería el voto electrónico o al menos la boleta única", estimó el candidato del PAN al gobierno porteño.

Añadió que durante la presente elección "se trató de que no hubiera olas: donde, sin olas, dos aparatos con el peso económico del gobierno nacional y el gobierno de la Ciudad, abrumaran al resto".