La Prensa
Tres legisladores recién asumidos afirman que están dispuestos a ayudar pero con condiciones

La oposición anticipa como será la convivencia con el macrismo

Adriana Montes (Coalición Cívica), Mateo Romeo (bloque Peronista) y Francisco "Tito" Nenna critican la gestión de Mauricio Macri y afirman que hay que trabajar en salud, educación y vivienda.

Un peronista, un kirchnerista y una representante de la Coalición Cívica marcaron a La Prensa las pautas de como será el tiempo que vendrá en la Legislatura porteña y no ahorran críticas contra la gestión de Mauricio Macri.

Mateo Romeo, del Bloque Peronista; Francisco "Tito" Nenna del Encuentro Popular por la Victoria y Adriana Montes de la Coalición, marcaron la cancha y dejaron en claro que la convivencia no será imposible pero si difícil.

"La Legislatura está dispuesta a ayudar, pero para eso hace falta que el Ejecutivo nos escuche y empiece a cambiar el rumbo de su política", afirmó Montes.

Mientras que Nenna explicó que "no llegamos a la Legislatura para encerrarnos en el despacho, sino que nuestra intención es abrir la banca a las necesidades de los vecinos".

Una de los miedos reconocidos desde el PRO es la postura antimacrista de muchos de los bloques opositores. Por eso afirman que será muy difícil lograr consensos y se atajan en que "podemos llegar a enfrentarnos con una máquina de impedir".

"Seremos una oposición constructiva", explicó Romeo y agregó que "no nos opondremos a todo lo que propongan. Apoyaremos las iniciativas que, creemos, marcan una sensibilidad y un camino para mejorar la calidad de vida de los porteños y nos diferenciaremos en aquellas propuestas que no merezcan ser acompañadas, como es el caso de la postulación de Daniela Ugolini".

Nenna, abrió el paraguas y declaró que "no es que nosotros nos opongamos a todo, sino que es el macrismo el que pretende que la Ciudad regrese a los tiempos del brigadier Cacciatore", por eso "uno no puede ser funcional a la derecha o votar normas que van contra los vecinos, bajo la supuesta defensa de la gobernabilidad".
A la hora de remarcar qué es lo que necesita la Ciudad, las opiniones fueron por distintos lados. Montes, sostuvo que "hay que hacer mucho ya que el Gobierno porteño en estos dos años de gestión sólo puso énfasis en la reparación de baches y veredas y en el tema de la seguridad vial, descuidando los temas relacionados con la salud, la educación y la vivienda".

Y agregó: "La gestión de Macri es una gestión totalmente improvisada e ineficiente. Tenemos un jefe de Gobierno sordo y con anteojeras, ya que no escucha los reclamos de los vecinos y no ve el estado de abandono en el que se encuentra la Ciudad".

Por su parte, el peronista Mateo Romeo apuntó al tema salud donde "deberíamos consensuar un régimen de prioridades para invertir correctamente el presupuesto estipulado para el año 2010, cosa que hasta ahora no se ha hecho correctamente" y explicó que "hay que apuntar a solucionar los problemas edilicios de los hospitales y a mejorar la falta de insumos que la mayoría padece".

Pero de los consultados, Romeo fue el único que le dio crédito a algo de lo hecho por el PRO. "Si bien a dos años del inicio de su gestión, sus promesas de campaña, indudablemente, no se han cumplido, destaco el sistema de Scoring, la importancia de los controles de alcoholemia, tendientes a mejorar el tránsito en la ciudad".

Más crítico, como parece será cada una de sus apariciones públicas, fue el gremialista docente "Tito" Nenna para quién la gestión de Macri "es la peor desde el advenimiento de la democracia".

Nenna explicó que la gestión PRO "transfiere recursos públicos a la educación privada, entrega el patrimonio de los vecinos a los grandes grupos inmobiliarios, impulsa el vaciamiento de los hospitales y se empecina en el armado de una Policía represiva, con más vicios que cualquier otra fuerza de seguridad".

CONSENSOS DE PRO

Karina Spalla, Helio Rebot, Alejandro García y Bruno Screnzi Silva, cuatro de las nuevas cara del PRO en la Legislatura, afirmaron a La Prensa que no temen al escenario más hostil que se abrió en el Parlamento con la nueva composición de la cámara y apuestan a trabajar mancomunadamente con la oposición.

"Hay que tratar de dar el ejemplo de convertir la política en la búsqueda de consensos constructivos, no en una guerra eterna de buenos y malos. Buscar la mejor solución para cada problema, venga de donde venga la mejor propuesta", sostuvo Helio Rebot.

Entre los temas pendientes que tiene la Legislatura, García afirmó que uno de ellos es "lograr la plena autonomía de la ciudad. Temas como la seguridad, el tránsito, la justicia y el puerto, por citar solo algunos, requieren del necesario sinceramiento en las discuciones con La Nación".

Por su parte, Screnzi Silva explicó que una de las metas es "transformar a la Capital Federal en una ciudad inteligente, que se apoye en los tres pilares de la sustentabilidad: lo social, lo ambiental y lo económico".

"Para lograrlo, tenemos el desafío de trabajar en equipo por el bien común de los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, no sólo dando respuestas sino brindando soluciones efectivas, independientemente del espacio del que provengan", sostuvo por su parte, Karina Spalla.

Precisamente sobre el escenario futuro de debate, Rebot, quien ya fue legislador desdramatizó la situación y sostuvo que "en principio, no lo imagino diferente de hoy, con demasiado conflicto y escasa discusion conceptual. Ansío que sea diferente (con mucha discusión conceptual y poco ruido inconducente), y voy a trabajar para ello".

García, quien también posee experiencia en el Parlamento aseguró que "entiendo que discutiremos desde nuestras respectivas pertenencias, pero con el claro objetivo de alcanzar acuerdos y consensos en los que prime el interés de los ciudadanos por sobre las conveniencias partidarias".