La Prensa

Uruguay acatará el fallo así haya que mover Botnia

El gobierno de Uruguay ratificó que acatará el fallo de la Corte de La Haya sobre el diferendo en torno a la pastera Botnia, incluso si exige desmantelar la planta que funciona en Fray Bentos.

"Uruguay cumplirá con el fallo de la Corte de La Haya, sea el que sea, aún en la hipótesis, un poco descabellada, de que la planta deba ser cambiada de lugar", afirmó el canciller uruguayo Pedro Vaz. De todas formas, el diplomático anheló que la resolución del tribunal sea "un empujón" para terminar con el conflicto entre ambos países.

El fallo podría conocerse en marzo del año próximo. Paz dijo que Uruguay lo acatará, cualquiera sea la decisión, porque es "un tema de principios".

Para el asambleísta de Gualeguaychú Jorge Fritzler, la declaración de Paz demuestra que "Uruguay abre el paraguas y prepara a los uruguayos" frente a un eventual fallo adverso. "Los argumentos uruguayos en La Haya fueron muy pobres", interpretó.

La instalación de Botnia frente a Gualeguaychú generó el corte del puente internacional que une la localidad de Entre Ríos con Fray Bentos. Para mantener latente la protesta, los asambleístas de Gualeguaychú dijeron que el próximo miércoles se movilizarán frente al Congreso Forestal Mundial, que se realizará en Buenos Aires.

Un comunicado que será entregado en la protesta indica que "entre los países auspiciantes del Congreso se encuentran Suecia y Finlandia, ambos con intereses en la industria de plantas de celulosa".

Repudian "enérgicamente la presencia del Estado agresor finlandés" y cuestionan que el evento haya sido organizado "por el Gobierno de Cristina Kirchner con todos los ministerios y secretarías a su cargo y dentro de ellos Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación".