lunes, 22 de septiembre de 2014 I Buenos Aires, Argentina
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Ciencia y Salud
Cáncer de mama: la importancia de los controles durante el embarazo
06.09.2009 |
Por Agustina Sucri

Los cambios hormonales que sufren las mujeres durante el embarazo pueden enmascarar un cáncer de mama, lo cual pone de manifiesto la necesidad de que tanto el ginecólogo como el obstetra realicen controles mamarios durante el período de gestación.

"El problema que siempre existe en el cáncer de mama durante el embarazo es que los diagnósticos se hacen más tardíamente, porque se piensa que todo cambio de la mama es fisiológico y esto no es así; cuando se notan cambios en la mama no se tienen que atribuir a cambios normales por el embarazo y por el movimiento de hormonas, sino que hay que controlarse también en esa fase", subrayó en una entrevista con La Prensa -durante su visita al país- la doctora Ana Lluch, jefa del servicio de Hematología y Oncología Médica del Hospital Clínico Universitario de Valencia, en España.

- ¿Hay actualmente conciencia sobre la necesidad de controlar las mamas de la mujer durante el embarazo?

- Todavía no. Los ginecólogos, que son los encargados de llevar a la mujer embarazada, no tienen conciencia porque piensan que es una cosa extraordinaria y rara. Es rara porque de cada 3.000 embarazos puede haber una mujer que tenga cáncer de mama; pero puede ocurrir, por tanto debe tomarse conciencia de ello.

- ¿El embarazo incide de algún modo en las posibilidades de curar el cáncer de mama?

- Si se diagnostica en fases iniciales, las mujeres que tienen un cáncer de mama durante el embarazo tienen el mismo pronóstico que una mujer que no está embarazada. El pronóstico no es peor, esta es una idea que se tiene siempre y no es así.

Otra cosa importante a transmitir es que si la mujer es diagnosticada con cáncer de mama durante el embarazo no es preciso que se produzca el aborto ni que se induzca a un aborto. Hoy tenemos medios -aún estando embarazada- para poder tratarla. La cirugía de extracción tumoral se puede realizar en todos los meses de embarazo y los tratamientos sistémicos -si bien no se pueden dar durante el primer trimestre porque son fármacos que pueden atravesar la barrera placentaria y podrían dañar al feto- pueden emplearse después del primer trimestre y son seguros. De hecho, he tratado a muchísimas pacientes embarazadas.

- ¿Qué recaudos deberá tomar una embarazada con cáncer de mama?

- La mujer con cáncer de mama y embarazo debe seguir un cuidado especial: debe ser controlada por el obstetra y por el oncólogo cada ciclo de tratamiento y se debe controlar el feto de una manera más estrecha.

- ¿El hecho de que la mujer padezca cáncer de mama durante el embarazo aumenta la probabilidad de que su bebé lo herede?

- No. Hay un registro de niños y niñas nacidos de mujeres con cáncer de mama -tratadas con quimioterapia durante el embarazo-, y no hay un aumento de malformaciones ni existe el riesgo de que los bebés tengan un cáncer porque la madre tenga un cáncer de mama, en absoluto. Esto es importante aclararlo porque muchas madres tienen miedo y prefieren abortar.

DAÑO OVARICO

Por otra parte, los actuales tratamientos del cáncer de mama pueden producir un daño en la función ovárica de la mujer, lo cual obstaculizaría la posibilidad de que ésta quedase embarazada posteriormente.

"Los tratamientos de quimioterapia pueden producir un daño en el ovario, por eso los profesionales debemos ofrecerle a una mujer joven -si tiene deseos de un embarazo posterior al cáncer de mama- los medios para proteger esa función ovárica", advirtió Lluch.

- ¿De qué modo se puede preservar en la actualidad la función ovárica?

- Hoy tenemos la congelación de ovocitos, la vitrificación, y la técnica más nueva de congelación de corteza ovárica, que es el método que estamos utilizando en Valencia. Hasta hace poco, solamente había tres niños en el mundo nacidos después de que una mujer haya sido tratada por cáncer de mama y se le haya reimplantado luego la corteza ovárica para que vuelva a funcionar su ovario normalmente. Pocas semanas atrás en mi hospital, en Valencia, han nacido mellizos de esta manera.

A esta mujer yo la traté hace cuatro años; ella tenía entonces 30 y había abortado dos veces, pero quería tener la posibilidad de poder quedar embarazada en un futuro. Por eso le ofrecimos congelarle un trocito de corteza ovárica (la superficie del ovario); ésta se congela y se guarda. La paciente fue luego tratada por el cáncer de mama. Al cabo de cuatro años, se le reimplantó la corteza ovárica y se le estimuló para poder quedar embarazada.

- ¿Quedar embarazada después de ser tratada por un cáncer de mama puede ser perjudicial para la mujer?

- Antes estaba el concepto de que un embarazo posterior al tratamiento del cáncer de mama podía perjudicar el pronóstico de la madre y esto se ha demostrado que no es así. Los datos revelan que no existe un empeoramiento de su pronóstico por tener un embarazo posterior.

 

Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Ranking de notas
 Por sección Todas las secciones Comentadas Recomendadas
Cáncer de mama: la importancia de los controles durante el embarazo