La Prensa

Según la fiscalía, Cecilia Pando debe ser investigada en la justicia ordinaria

El fiscal federal Federico Delgado, estableció en un dictamen que la supuesta amenaza que Pando profirió contra el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, "cuestiona la idoneidad de Duhalde en función de su pasado militante" pero "no se relaciona con el ejercicio de una función federal".

La investigación de la supuesta amenaza que la titular de la Asociación de Familiares y Amigos de los Presos Políticos (AFyAPPA), Cecilia Pando, profirió contra el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, debe pasar de la Justicia federal a la Justicia ordinaria.

Así lo dictaminó el fiscal federal Federico Delgado, en un dictamen conocido hoy en los tribunales, en el cual estableció que lo dicho por Pando "cuestiona la idoneidad de Duhalde en función de su pasado militante" pero "no se relaciona con el ejercicio de una función federal".

El 29 de abril pasado, Pando encabezó un acto de AFyAPPA frente a la Secretaría de Derechos Humanos y declaró: "Hace memoria Duhalde y preparate para que finalmente truene el escarmiento que anunció el General Perón. Memoria, Duhalde. Memoria. Te lo avisamos. Y el que avisa, no traiciona. Te aviso Duhalde se te acabó".

A raíz de ello, Duhalde radicó una denuncia contra Pando en la Justicia federal y la misma recayó en el juzgado de Marcelo Martinez de Giorgi, quien dió vista al fiscal Delgado para que determine si corresponde el impulso de la acción penal, pero éste se inclinó por declinar la competencia de ese fuero.

Delgado abundó en consideraciones sobre las afirmaciones de Pando al explicitar que se fundan "en reproches a acciones antiguas de Duhalde en su condición de ciudadano. Es más, se ciñen a su pasado militante" y calificó a la supuesta amenaza de "sutil, pero amenaza al fin", por lo que "merece ser investigada" pero en la justicia en lo criminal.

En forma paralela, hoy se conoció que la agrupación HIJOS de desaparecidos adhirió a la denuncia que la titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura porteña, Carlos Pisoni, radicó contra Pando por haber manchado las imágenes de los pañuelos blancos de las Madres en la Plaza de Mayo sobre las veredas de ese lugar.

La defensora de la represión ilegal de la última dictadura militar y esposa del mayor Raúl Mercado -apartado del Ejército por las declaraciones de su mujer- está acusada de la presunta comisión de los delitos "daño agravado, apología del delito y actitudes intimidatorios" El código penal castiga esos delitos con castigo de hasta tres años de cárcel.

HIJOS recordó que por una ley local de 2005 el área que rodea la Pirámide de Mayo es "Sitio Histórico".
“Además de dañar un sitio histórico, Cecilia Pando, acérrima defensora del genocidio que desapareció a 30.000 compañeros y robó a 500 de sus hijos, dañó la sensibilidad de todo el pueblo, incluso de la comunidad internacional”, sostiene el documento de HIJOS.

Exigimos que los hechos cometidos por Cecilia Pando sean condenados, por la Memoria y la Justicia. Los pañuelos no se manchan”, concluye el texto.