La Prensa

Causó 100 muertos un ataque estadounidense en Afganistán

El incidente complicó la serie de reuniones que las autoridades de Estados Unidos celebran en Washington desde con los presidentes de Afganistán, Hamid Karzai, y de Pakistán, Asif Zardari, para fomentar la cooperación entre esos dos países contra el movimiento talibán.

Kabul - Al menos 100 personas, entre ellas muchos civiles, murieron a raíz de un ataque aéreo estadounidense en la madrugada del martes en dos aldeas de la provincia occidental afgana de Farah, aseveró el jefe de policía de esa región.

"Puedo confirmar que más de 100 no combatientes murieron en una operación en la provincia de Farah", expresó el jefe de la policía, Adbul Ghafar Watandar.

En Geerani, el pueblo centro del ataque, gran parte de las viviendas resultaron prácticamente destruidas. Los habitantes del lugar se habían refugiado en ellas para escapar de los combates que desde el lunes se registraban en la zona, pero las bombas estadounidenses transformaron los edificios en sus propias tumbas.

La Cruz Roja Internacional (CIRC) envió un equipo al lugar del ataque y constató en la zona la presencia de "decenas de víctimas" en tumbas recientes y entre los escombros de viviendas destruidas. Entre los cadáveres hay "mujeres y niños".

Reto Stocker, jefe de la delegación de la CICR en Kabul, precisó que entre las víctimas hay un voluntario afgano de la entidad que murió con sus 13 familiares. Según el sitio on line de la BBC, varios políticos locales hablan de 150 muertos.

PROFUNDO PESAR

El incidente complicó la serie de reuniones que las autoridades de Estados Unidos celebran en Washington desde con los presidentes de Afganistán, Hamid Karzai, y de Pakistán, Asif Zardari, para fomentar la cooperación entre esos dos países contra el movimiento talibán.

En declaraciones efectuadas durante la primera reunión con ambos presidentes en el Departamento de Estado, la canciller norteamericana Hillary Clinton expresó su "profundo pesar" por la tragedia.

Clinton aseguró que "cualquier pérdida de vidas inocentes es particularmente dolorosa".

"No somos perfectos, nadie lo es, y cometeremos errores. Pero es necesario que mantengamos un diálogo abierto", añadió la secretaria de Estado.

A su turno, Karzai enfatizó que la muerte de civiles no tiene justificación ni puede ser aceptada y ordenó que se abriera una investigación.

Fuentes del ejército estadounidense alegaron que las tropas de la coalición respondieron supuestamente a un pedido de ayuda de las fuerzas afganas, que estaban intentando rechazar un ataque de los talibanes.

Los insurgentes habían sitiado el distrito de Bala Bulok, en Farah, donde atacaron varias poblaciones y mataron a tres civiles tras acusarlos de espiar para el gobierno afgano y las fuerzas internacionales.

Las fuentes agregaron que los talibanes usaban a civiles como escudos humanos, una versión habitual cada vez que las tropas extranjeras matan a "no combatientes". (ANSA, AP, EFE y Télam)