La Prensa

Liberaron a la suegra de Rosana Galliano quien reitero su inocencia

Elsa Aguilar, de 79 años, accedió al beneficio de la excarcelación extraordinaria por tener más de 70 años y estar a disposición de la Justicia, pero seguirá imputada como presunta instigadora del asesinato de su nuera.

Elsa Aguilar (79), la suegra de Rosana Galliano, quien fue detenida junto a su hijo hace dos semanas como presuntos instigadores del asesinato, fue excarcelada esta tarde y dijo ser "muy inocente" del crimen de su nuera. 

Al salir de la comisaría de la localidad bonaerense de Matheu, partido de Escobar, donde estuvo alojada 14 días, Aguilar agradeció en primer lugar "a todos los policías" que la atendieron desde el primer día de su detención y hasta hoy. 

"Me han tratado perfectamente bien", dijo al respecto y luego, ante la sorpresa de los periodistas, agradeció en inglés a los funcionarios de la embajada de Estados Unidos, país del que ella es ciudadana, por la ayuda que le ofrecieron cuando fue detenida. 

Cuando le preguntaron por su situación en la causa, Aguilar, quien llevaba un gorro de lana negro con visera, respondió tajante: "Soy muy inocente", y luego ingresó al auto de su abogado Roberto Hermo, para dirigirse a la quinta "Las Dulzuras", de Pilar, propiedad de su hijo José Arce -también detenido en la cusa-, donde fijó domicilio requerido por la Justicia para su excarcelación. 

Aguilar accedió al beneficio de la excarcelación extraordinaria por tener más de 70 años y estar a disposición de la Justicia, pero seguirá imputada como presunta instigadora del asesinato de su nuera. 

La jueza de Garantías 1 de Zárate-Campana, Graciela Cione, le impuso ciertas restricciones a su libertad. La mujer tiene prohibido, salvo el caso de Arce porque es su hijo, tener contacto con los otros imputados -los hermanos Paulo y Gabriel Leguizamón-, y los testigos de la causa.

Además de fijar el domicilio en la quinta "Las Dulzuras", de Villa Astolfi, Pilar, Aguilar no podrá ausentarse de allí por más de 24 horas y deberá presentarse una vez por semana en una comisaría.

Fuentes judiciales informaron que la madre de Arce tampoco podrá salir del país ni hacer declaraciones públicas sobre el expediente. 

El fiscal de Zárate-Campana a cargo de la causa, Marcelo Pernici, acusó a la mujer de ser, junto su hijo Arce, ideólogos del homicidio calificado de Galliano y haber contratado por 20.000 dólares a los hermanos Leguizamón para que ejecuten el crimen. 

Los cuatro imputados ya fueron indagados por el fiscal y todos negaron los cargos. 

Rosana (29) fue asesinada el 16 de enero de 2008 cuando se encontraba junto a su hermana en su casa del barrio privado "El Remanso", en el partido bonaerense de Exaltación de la Cruz. 

La ex modelo recibió un llamado a su celular de su marido Arce -con quien atravesaba un conflictivo divorcio-, y por tener poca señal, salió de la casa donde la esperaba el asesino que la ejecutó de cuatro balazos con una pistola calibre 11.25. 

Si bien Arce tenía como coartada haber estado en el Hospital de Pilar junto a sus dos hijos en el momento del asesinato, siempre lo tuvieron como principal sospechoso de un crimen por encargo y creen que hizo la llamada al celular de su esposa para hacer que salga de la casa y escuchar cómo la asesinaban. 

La declaración de al menos dos testigos de identidad reservada y el hallazgo de balas y vainas servidas disparadas con la misma pistola que ejecutaron a Rosana en un predio de la casa de uno de los hermanos Leguizamón, dieron un vuelco en la causa que derivó en que Arce, su madre y los supuestos sicarios fueran detenidos.