La Prensa

Vecinos de Quilmes salen a las calles a reclamar seguridad

El intendente de ése partido bonaerense, Francisco "Barba" Gutiérrez, anunció que pedirá la presencia de la Gendarmería para patrullar las calles porque, dijo, "con la Policía no alcanza".

Una multitud de vecinos se movilizó esta noche en el partido bonaerense de Quilmes e increpó al intendente Francisco "Barba" Gutiérrez, quien anunció que pedirá la presencia de la Gendarmería para patrullar las calles porque, dijo, "con la Policía no alcanza".

Gutiérrez concurrió a la marcha organizada por los vecinos, pero tras conversar con algunas personas se retiró, cuestionado a viva voz por manifestantes que le atribuyeron una falta de respuesta a sus reclamos.

La marcha fue convocada por el crimen de Eduardo Fortier, un farmacéutico ultimado el último jueves cuando se enfrentó a tiros con un delincuente que intentó robarle en la puerta de su casa de Bernal.

La manifestación se inició en la esquina de las calles Pellegrini y Andrés Baranda, frente a la "Farmacia Pérez", propiedad de la víctima, hasta donde fue el intendente quilmeño, quien explicó a los vecinos su propuesta para el envío de personal de Gendarmería a fin de sumarse al patrullaje en la zona.

Sin embargo, Gutiérrez tuvo que retirarse, increpado por los manifestantes. Luego, en declaraciones, Gutiérrez dijo que el tema de la seguridad "está en la agenda pública" y expresó la necesidad de "tomar medidas muy fuertes". "Vamos a pedir que venga la Gendarmería para fortalecer a la policía porque no alcanza con las fuerzas policiales", señaló.

Y ante la consulta acerca de que el pedido debería hacerlo al ministro de Justicia nacional, Aníbal Fernández, con quien mantiene diferencias políticas, respondió que cuando se trata de un problema de seguridad pública "hay que dejar de lado cualquier tipo de diferencias si es que uno la tuviera".

Gutiérrez consideró que deberían tomarse, como hizo el presidente Luiz Inacio "Lula" Da Silva en Brasil, "medidas drásticas firmes y decididas contra la violencia, el crimen organizado y la droga".

Cuando el intendente se retiró de la marcha, la gente le lanzó epítetos, entre ellos "cararrota", al tiempo que reclamó la presencia y soluciones de parte del ministro de Justicia de la Nación, oriundo de ese partido del sur del Gran Buenos Aires.

"Nos prometió seguridad y tenemos más chorros", se quejó una vecina entre las críticas formuladas al intendente.
Uno de los manifestantes aseguró a la prensa que le pidió a Gutiérrez que declare al partido de Quilmes en "emergencia de Seguridad", pero el funcionario "no me respondió".

De ese modo, el vecino se sumó a un proyecto de varios concejales quilmeños para tratar de que se declare la emergencia de seguridad en el distrito.
"Que manden a la Gendarmería, a la Prefectura y si es posible a las Fuerzas Armadas también", exclamó el manifestante.

La marcha fue convocada por el crimen de Fortier, de 54 años, asesinado en las últimas horas del jueves pasado cuando llegaba a su casa de la calle Boedo 219 de Bernal a bordo de su auto Peugeot 307 y fue interceptado por un delincuente que intentó robarle el vehículo.

Fortier -un experto en tiro- extrajo de su auto una pistola calibre 380 con la que intentó evitar el atraco pero fue asesinado por el asaltante, que huyó.

Los vecinos y amigos del hombre organizaron marchas de protesta y de reclamo de seguridad, oportunidad en la que denunciaron un incremento delictivo en la zona donde ocurrió el crimen.

Los fondos de la casa de Fortier dan a los de la vivienda del ministro de Economía, Carlos Fernández, uno de cuyos custodios mató hace casi un año a un ladrón que intentó robarle el auto oficial al funcionario.