La Prensa
MAÑANA CELEBRARA OFICIALMENTE SU CENTENARIO LA EMBLEMATICA SALA DE LA "GRAN VIA" PORTEÑA

El Avenida: un escenario de todos

A mediodía va a descubrirse en el frente del teatro la placa de la Legislatura porteña que recuerda el siglo del ámbito reinaugurado en 1994 gracias al empeño privado. Por la noche se estrenará "Avenida España, zarzuela, coplas y olé".

 

En la actualidad el teatro Avenida -que abrió sus puertas el 3 de octubre de 1908- se ha convertido en una sala única, capaz de contener lo mejor del arte lírico y las distintas vertientes de la música española. Por eso mañana, en una ceremonia para recordar su centenario que se hará a mediodía, el empresario Florencio Aldrey Iglesias, presidente del teatro Avenida descubrirá la placa otorgada por la Legislatura porteña.

 

Tras el incendio de 1979, fue reinaugurado en 1994, con un concierto de Plácido Domingo. La rehabilitación fue posible gracias al empeño personal de Aldrey Iglesias, hasta hoy pendiente de cada detalle de la sala.

 

El gerente y director del Avenida, Hector Parmigiani, en diálogo con La Prensa, recuerda que la sala está a su cuidado desde 1994. "Cuando llegué acá venía de trabajar treinta años en el Colón, de modo que es innegable que soy un hombre de teatro".

 

TODO UN ESTILO

 

Parmigiani indica que cuando se inauguró la sala, el 3 de octubre de 1908, con la compañía de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza haciendo "El castigo sin venganza", de Lope de Vega, a la Gran Vía porteña le faltaba una sala como el Avenida. "En esa primera etapa la programación del teatro estuvo dedicada a difundir la cultura española. Si bien en ese momentos no predominaba la zarzuela, luego el "género chico" se aposentó en un escenario por que pasaron todos los grandes del arte español. Y esto sigue hasta ahora ya que el 14 de este mes se presentará la Compañía Flamenca de Andalucía, que dirige Cristina Hoyos, quien fue primera bailarina y coreógrafa de la agrupación de

Antonio Gades".

 

El hombre afable tan ligado al Avenida se enorgullece al decir que "este es uno de los teatros más lindos y mejor cuidados de Buenos Aires y para hacer algo así, tuvimos que saber aunar una programación homogénea, en la que el ochenta por ciento se basa en la ópera y el veinte restante en el arte español. Este año puedo decirle que al finalizar la temporada, igual que ocurrió el año pasado y se hará en 2009, habremos incluído trece o catorce títulos más interesantes de la lírica, qué el público quiere volver a ver, o en casos descubrir porque se hacen obras contemporáneas también. Por suerte contamos con una corriente de público que siempre nos apoya y mantiene su fidelidad al Avenida".

 

MIRAR EL FUTURO

 

Cuando se le pregunta a Parmigiani si le parece un elogio que digan que la sala es un pequeño Colón, confiesa que no. "Porque el Colón es lo que es y el Avenida lo mismo. No estamos ocupando el lugar que dejó vacante la sala estatal, ahora cerrada. Nosotros hace diez años que programamos ópera".

 

Entre los títulos importantes a destacarse antes de que termine el año, se ubican "Don Giovanni" y "Las bodas de Fígaro". En diciembre haremos, como es habitual, las funciones de las escuelas de danza, que vienen acá a hacer sus festivales de fin de año".

 

A modo de anticipo, indica que luego de las vacaciones, en febrero de 2009 reabrirán con el estreno de "Carmen", de George Bizet.

 

Héctor Parmigiani se ríe cuando se le pregunta si cómo toda sala antigua el Avenida tiene fantasmas. "Algunos compañeros del área técnica dicen que los han visto y si bien al respecto no le voy a contar anécdotas porque nos pasaríamos toda una tarde hablando, puedo decir que se percibe la presencia de algunos "duendes" que han actuado en este escenario".

 

Juan Carlos Fontana