La Prensa
El vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Néstor Roulet, calificó de "incoherente" la actitud del Poder Ejecutivo

Demandan una reglamentación coherente en lugar del veto

El dirigente ruralista indicó que el propio senador Miguel Angel "Pichetto" dijo que "la provincia se merecía esta ley" y negó que los senadores que la votaron hayan pasado por alto el artículo cuarto sobre la retención.

El vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Néstor Roulet, calificó hoy de "incoherente" la actitud del Poder Ejecutivo de vetar la ley de emergencia agropecuaria para la provincia de Buenos Aires, y demandó que en lugar de haber tomado esa medida haga "una reglamentación coherente para que no suceda nada" contrario al espíritu de la norma.

Roulet aseguró que antes de la sanción de la ley, que entre otras medidas dispone la disminución de retenciones a las exportaciones del agro por 180 días a productores afectados por la sequia, habló con numerosos legisladores del oficialismo que expresaron su respaldo a la inciativa.

El propio senador Miguel Angel "Pichetto" dijo que "la provincia se merecía esta ley", recordó Roulet, quien negó que los senadores que la votaron hayan pasado por alto el artículo cuarto sobre la retención.

Advirtió en diálogos con el canal TN y radio Continental, que el veto "crea un gran malestar" porque incluso los productores pedían que se extendieran los beneficios a los afectados de otras provincias como Córdobam Santa Fe, Santiago del Estero, Chaco, Entre Ríos, La Pampa, entre otras.

Destacó que ayer participó de varias asambleas realizadas en Córdoba y los productores reclamaron tres puntos: "rechazar el veto, expresar su preocupación y disconformidad con el proyecto de ley de arrendamiento que se trata mañana, e inquietud por el 'rum rum' que hay sobre un nuevo aumento en las retenciones de la soja".

Anticipó que la situación se analizará el 29 de este mes en una asamblea provincial en Córdoba que se realizará en la ciudad de Hernando, para "ver cómo podemos activar para mostrar nuestro descontento".

Estimó que la ley vetada debería volver al Congreso para ratificarse su sanción y que el Poder Ejecutivo realice una "reglamentación coherente para que no suceda nada" contrario a su espíritu.