Actualidad
El jefe de la Dirección Prevención del Delito contra la Propiedad Automotor se presentó ante el fiscal Marcelo Romero
Declaró un jefe policial por la denuncia de Stornelli y el lunes lo hará Paggi
La declaración brindada hoy por el comisario Carlos Catalano es fundamental para establecer quiénes habrían sido los más perjudicados con los cambios que se realizaron en su área y en qué condiciones encontró la Direccíón cuando se puso a cargo.

La Plata - El jefe de la Dirección Prevención del Delito contra la Propiedad Automotor declaró hoy ante el fiscal platense Marcelo Romero, quien investiga una denuncia del ministro de Seguridad Bonaerense sobre la presunta instigación al delito por parte de policías con el fin de desestabilizar el gobierno de Daniel Scioli. 

Se trata del comisario Carlos Catalano, quien esta mañana y durante una hora declaró en la fiscalía de La Plata a cargo de Romero. 

El propio fiscal confirmó la diligencia, aunque declinó dar detalles sobre el contenido de la declaración del jefe policial, quien reemplazó en su cargo al frente de la dirección del área de automotor al comisario Marcelo Andrade, desplazado días atrás de lA fuerza por orden del ministro de Seguridad provincial, Carlos Stornelli. 

Romero adelantó que para el lunes próximo citó a declarar al jefe de la policía bonaerense, Juan Carlos Paggi, y a dos superintendentes de la fuerza, y que además solicitó "colaboración al ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, para que de intervención en la pesquisa a Gendarmería Nacional y le aporte colaboración técnica". 

El fiscal trabaja sobre una denuncia realizada el pasado martes ante la Justicia por el titular de la cartera de Seguridad provincial sobre la presunta instigación al delito por parte de policías en actividad, retirados o exonerados para desestabilizar el gobierno de Scioli. 

Según la presentación, los cambios y modificaciones que realizó en noviembre pasado en el área de Prevención del Delito contra la Propiedad Automotor, que permitieron descubrir irregularidades en ese sector, habrían motivado que cierto sector de la fuerza se viera perjudicado y llevara adelante un plan de desestabilización. 

Siempre según la denuncia, los crímenes de tres mujeres en asaltos cometidos entre el 17 de noviembre y el 6 de diciembre último en el conurbano habrían sido instigados por ese sector, que presuntamente reclutaba menores de edad en asentamientos y le pagaba para cometer los ataques y generar conmoción social. 

En este marco, la declaración brindada hoy por el comisario Catalano es fundamental para establecer quiénes habrían sido los más perjudicados con los cambios y en qué condiciones encontró el área cuando se puso a cargo. 

 Romero adelantó  que el próximo lunes tomará declaración testimonial a Paggi, al Superintendente de Investigaciones en función Judicial y Evaluación para la Prevención del Delito, comisario general Hugo Matzkin, y al Superintendente de Coordinación Operativa, comisario general Salvador Baratta. 

"He pedido la colaboración al ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, para que de intervención a Gendarmería y aporte colaboración técnica", detalló el fiscal. 

Romero confirmó además que el próximo martes se reunirá con los fiscales que investigan los crímenes de las tres mujeres mencionadas por Stornelli en su denuncia con el fin de buscar puntos de conexión. 

Se trata de los fiscales que investigan los crímenes de la arquitecta Renata Toscano, la maestra Sandra Almirón y la bioquímica, Ana María Castro.