La Prensa

Lacunza cruzó a Kicillof: "La deuda de la Provincia es inferior a la de 2015 y hay recursos para pagar"

El ex ministro de Economía bonaerense Hernán Lacunza le contestó hoy al gobernador Axel Kicillof sobre la crisis de la deuda provincial al sostener que el pasivo actualmente es "algo inferior" al registrado en diciembre de 2015 y al afirmar que hay recursos suficientes para cumplir con los vencimientos de capital e intereses de enero.

El exfuncionario salió al cruce del mandatario provincial, quien en los últimos días fue muy crítico de la gestión económica de la gestión de María Eugenia Vidal, principalmente en lo que refiere a haber convertido a la deuda bonaerense en "insostenible".

El ex ministro bonaerense, quien también fue jefe de Hacienda nacional los últimos meses de 2019, desdramatizó la situación y dejó entrever que lo ocurrido actualmente tiene que ver más con las expectativas de los acreedores que con el pasado.

"El crédito siempre se otorga al futuro, nunca al pasado.
Argentina y la Provincia lo recuperaron a fin de 2015, y terminaron de perderlo después de las PASO. Volver al mercado voluntario para renovar vencimientos depende de la credibilidad que generen las políticas futuras"
, afirmó.

En los mensajes publicados en su cuenta de la red social Twitter, el ex funcionario también planteó que la deuda actual de la provincia, unos 11.160 millones de dólares (flotante incluida), "es algo inferior" a la de fines de 2015, que consistía en unos 9.400 millones de dólares registrados y otros 1.800 millones "escondidos".

Esa deuda había sido "escondida" en las estadísticas públicas: 900 millones de dólares en el Banco de la Provincia (Bapro), otros 600 millones con proveedores y finalmente, otros 100 millones de dólares a municipios, según afirmó Lacunza.

"Aún si no quisiera computarse la `deuda oculta´ de 2015 (con el Bapro y otros), entre 2015 y 2019 habría aumentado 1.800 millones de dólares, unos 100 dólares por habitante. En igual lapso se hicieron obras por 6.000 millones (unos 350 dólares por bonaerense), el doble que en el mandato de Daniel Scioli", agregó.

Asimismo, Lacunza sostuvo que el crédito de mercado 2016-19 llegó a tasas más bajas (7,8% versus 10,7%) y plazos más largos (5,3 años versus 3,3) que el de 2011-15.

"Como en los últimos dos años no se colocaron bonos nuevos, el plazo residual va bajando, pero obviamente hay que medirlo al momento de la emisión", afirmó.

Añadió que la deuda renovada/emitida entre 2016 y 2019 fue mitad en dólares y mitad en pesos y argumentó que el aumento del peso de la deuda en moneda dura (del 60% al 80% aproximadamente) "no obedece a una dolarización de pasivos, sino a la devaluación real del peso frente al dólar".

"Con los 33.000 millones de pesos de caja que dejó el gobierno anterior, la autorización de deuda por 67.000 millones y 8.000 de Letras más los recursos que proveen la ley impositiva provincial y de emergencia nacional, podrían cubrirse los vencimientos de enero para encarar una negociación integral", concluyó.