La Prensa

Aumentan 12,22% los haberes de los jubilados desde septiembre

El incremento abarcará a más de 13 millones de beneficiarios de la prestación social.

Las jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares aumentarán un 12,22% desde el 1 de septiembre, incremento que beneficiará a 13,2 millones de personas, informó la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses)

Se trata del tercero de los cuatro incrementos anuales que se aplican por la Ley de Movilidad, y este miércoles será oficialmente publicado.­

A partir de este nuevo aumento, el haber mínimo jubilatorio será de $12.937,22 y la Pensión Universal al Adulto Mayor, de $10.349,78.­

La Anses informó que serán más de 13,2 millones de personas las que recibirán un aumento del 12,22% en sus haberes a partir del 1 de septiembre.­

De ese total, más de 6,9 millones corresponden a jubilaciones y pensiones; más de 1,5 millones a Pensiones No Contributivas (PNC) y Pensiones Universales para el Adulto Mayor (PUAM), más de 4,8 millones a Asignaciones Familiares (AAFF).­

Con este tercer aumento anual, la jubilación mínima pasará de $11.528,44 a $12.937,22 desde septiembre y la PUAM ascenderá de $9222,75 a $10.349,78.­

Cabe recordar que estos incrementos se suman al aumento por movilidad adelantado del 46% de la Asignación Universal por Hijo y por Embarazo que anunció, en marzo pasado el presidente Mauricio Macri

Serán favorecidos en forma directa a 3,9 millones de niños, niñas y adolescentes de 2,2 millones de familias, quienes hasta febrero de 2020 cobrarán $2.652 por cada hijo, a partir del cobro de marzo se vuelve a aplicar la movilidad trimestral.­

De esta forma con la suba del 11,83% de marzo y el 10,74% de junio, en el primer semestre el aumento acumulado sumará el 23,8%. Y con el aumento de septiembre a noviembre, subirá al 38,9%.­

En los últimos 12 meses a abril, las jubilaciones y demás prestaciones tuvieron un incremento de 35,9% frente a una inflación del 55,8%. Una pérdida de 19,9 puntos o del 12,8%.­

Por ejemplo, el haber mínimo que cobra casi la mitad de los beneficiarios en un año subió de $ 7.660 a $ 10.410.­

Con relación a septiembre de 2017, con el cambio de fórmula, - cuando la promesa oficial decía que las prestaciones sociales mejorarían en términos reales entre 3 y 4 % en el primer año--la pérdida es mayor,  de 37,5 puntos lo que representa una pérdida frente a la inflación del 20,7%. Una pérdida levemente mayor a la que sufrieron los asalariados en general.­

Esto significa que si la jubilación mínima se hubiera ajustado por la inflación ahora debería ser de $ 13.129 en lugar de $ 10.410: una diferencia en menos de $ 2.719. Así se calcula que la pérdida acumulada actualizada desde el cambio de fórmula para los haberes mínimos suma unos $ 30.000 por jubilado.­