La Prensa

Final de la novela venezolana­

Tras idas y vueltas, el delantero Jan Hurtado firmó el contrato y se convirtió en jugador de Boca.

Todo indica que la novela venezolana termina, que el epílogo se dio este jueves. Es que Jan Hurtado ya firmó su contrato y así se convirtió oficialmente en el nuevo refuerzo de Boca, con el que selló un vínculo por cuatro años y una cláusula de rescisión de 20 millones de dólares.

La novela de su futuro, además de Boca, tuvo a Gimnasia y Genoa de Italia como protagonistas exclusivos, pero tras la reunión del miércoles entre las dirigencias de Boca y Gimnasia, ayer todo se encausó para que el delantero suscribiera un contrato que lo une por cuatro años con el club de La Ribera, que además le puso una cláusula de rescisión que asciende a los 20 millones de dólares.

De este modo, Boca le pagó por el atacante de 19 años a Gimnasia 3,8 millones de dólares más 125 mil dólares que reclamaba Deportivo Táchira de Venezuela, el club de los inicios del jugador.

Por otro lado, Daniel Angelici viajará a Portugal para cerrar el pase de Eduardo Salvio. Para el presidente xeneize, que se encuentra en los Estados Unidos, se reunirá con los dirigentes de Benfica con la idea de convencerlos de acordar un préstamo, ya que el club luso pretende vender un porcentaje de la ficha.

La resolución es un verdadero misterio: habrá que ver qué parte cederá para llegar a buen puerto. La voluntad de Salvio de regresar a la Argentina es la clave para que la negociación pueda avanzar. De esta manera, Gustavo Alfaro tendría al carrilero por derecha que tanto pretende y Boca se aseguraría su tercer refuerzo, después de las llegadas de Alexis Mac Allister y Jan Hurtado.

­

12 MILLONES SON POCO­S

Las especulaciones en torno al mercado de pases son moneda corriente. Semanas atrás se instaló que Darío Benedetto tenía intenciones de emigrar a Europa, pero nada sucedió. Pero Olympique de Marsella apareció con una primera oferta para llevarse al delantero. Sin embargo, los 12 millones de euros que ofertaron los galos fueron desestimados por la dirigencia de Boca por considerarla "insuficiente'' y lejos de la cláusula de rescisión que asciende a 21 millones.

Se esperan nuevos capítulos en esta negociación, pero además se supone que la intención del delantero de 29 años de tener una experiencia en Europa pesará a la hora de definiciones. De hecho, se supo que se han dado charlas informales entre el jugador y el técnico portugués André Villas-Boas, que le manifestó las serias intenciones de sumarlo a una ofensiva que hoy cuenta con el serbio Nemanja Radonji, el camerunés Clinton N'Jie y los galos Florian Thauvin, Valère Germain y el juvenil Marley Aké.

La dirigencia y la secretaría técnica conducida por Nicolás Burdisso ya activaron el plan para buscar un reemplazo si se va el 9 titular, que estaría para la serie ante Athlético Paranaense y recién luego partiría. Mauro Boselli y el uruguayo Cristhian Stuani aparecen en el horizonte.

A todo esto, la Roma presentó una oferta para llevarse a Agustín Almendra. El club italiano está dispuesto a pagar 18 millones de dólares junto a otros dos más por objetivos. 

Si bien la cláusula de rescisión es de 30, los dirigentes de Boca aceptarían negociar.

El otro club que se había mostrado interesado en Almendra fue Porto, pero no llegó siquiera a presentar una oferta formal. La entidad portuguesa solo se contactó para interiorizarse de la situación y estaba dispuesta a hacer una erogación que rondaba los 15 millones de dólares.