La Prensa

Vale la pena salir de la trinchera

 

Por Esteban Juan Tries 

 

Tengo 57 años, nací un 26 de agosto, en Villa Ballester, Partido de General San Martín. En el año 81, me tocó hacer el Servicio Militar Obligatorio en el Regimiento de Infantería Mecanizado 3, Compañía "A" Tacuarí. Eramos un grupo de 150 compañeros bajo las ordenes de nuestro instructor el sargento Manuel Angel Villegas. Llegamos a las islas Malvinas un domingo de Pascua, exactamente el 11 de abril de 1982. Recuerdo que era lluvioso, frío...un día tremendo. Y ahí nomás formamos posiciones en distintos lugares en las cercanías de Puerto Argentino, hasta llegar a la base del monte Super Hill donde fuimos espectadores de los bombardeos desde el 1º de mayo hasta el 13 de junio. Todos los días, permanentemente y en distintos sectores de la isla, nos bombardeaban aviones y artillería naval.

Vivíamos en las trincheras, mojados, aislados, embarrados, con poca comida y mucho frío, con miedo, bombas... muerte. Yo aprendí en esa trinchera, bajo esas circunstancias, la importancia del compañero, de mi compañero, con el cual nos abrazábamos, nos mirábamos a los ojos, rezábamos juntos, con el cual hacíamos el puente hacia nuestras familias leyendo un carta o rezando por ellos, con el cual nos dábamos la fe y la esperanza de volver vivos.

Y el 13 de junio entramos en combate, la primera y la tercera sección de la compañía A del Regimiento 3. Después de arduas horas de combate, prácticamente cuerpo a cuerpo con el enemigo, tuvimos un saldo de cuatro caídos y 27 heridos. Entre ellos mi sargento, Manuel Angel Villegas.
Hoy, después de 37 años, puedo reafirmar que cada uno de nuestros compañeros cumplió con la misión que le salió del corazón, pelear por el otro, sentir al otro, ir hacia adelante, mantener viva la esperanza de soberanía sobre nuestras tierras.

Y es en honor a los cinco héroes del Regimiento 3 de Infantería -el soldado Julio Cesar Segura, el soldado José Antonio Reyes Lobos, el soldado Andrés Aníbal Folch, el soldado Oscar Soria y el soldado maestro Julio Rubén Cao- que 
hace muchos años nos lanzamos a mantener la memoria viva de ellos.

MALVINAS: EDUACION Y VALORES
"Malvinas, educación y valores", es una organización sin fines de lucro, formada por un puñado de argentinos que tuvimos el honor de defender nuestra soberanía en el Atlántico Sur en 1982. Nació con la intención de poder transmitir el sentido de una experiencia límite como es la guerra a través de valores, emociones y ejemplos.

Con ese objetivo estamos presentes en las instituciones desde nivel preescolar, primaria, secundaria y en universidades. También en empresas y cualquier grupo de personas que busquen conocer cómo recuperar nuestra identidad. Allí estamos. Trabajando juntos, contando nuestras vivencias, mostrando videos, objetos relacionados con la Gesta Malvinas, formando talleres de trabajo, análisis y reflexiones. Pensando distinto, pero creciendo juntos.

Poder hacerlo ahora desde estas páginas, poder homenajear a nuestros héroes, significa estar cumpliendo un sueño. Como veterano, comienzo a construir este sueño de difundir y llevar Malvinas al corazón.
Desde este espacio vamos a relatar historias de los que dieron la vida por la Patria, historia de vida, y su heroísmo en la muerte, historias de las familias, historias de los jóvenes que hoy forman un movimiento para mantener viva la memoria de la gesta de Malvinas, historias de actualidad, historias de turismo, lo hermoso que son nuestras islas Malvinas, paisajísticamente, con su fauna, los pingüinos, los albatros y las ovejas pastando en los prados.
Lo que se va a gestar es un detalle de lo que fue Malvinas, de lo que se siente por Malvinas, y de lo que es hoy Malvinas.

EL SIGNIFICADO
"Malvinas, educación y valores", tiene ese significado. Analizando el logo de nuestra organización se puede ver que desde una pluma se escriben las vivencias, los actos de heroísmo, las emociones, el conocimiento. Y esas páginas van tomando vuelo propio, transformándose en bandadas hacia la libertad llevando en cada amanecer el sentido de sembrar patria. Porque la patria la forjamos día a día, cada uno de nosotros, desde el lugar donde estemos: Educando, curando, cuidando, gobernando e informando. Este espacio lo llevaremos desde este concepto.

¿Por qué? Porque Malvinas es la gesta nacional que nos une como argentinos. Y entendimos que debemos transmitirla a través de los ejemplos de vida de aquellos que la dieron sin pedir nada a cambio, es el poder contar Malvinas hacia adelante. Hacia nuestros jóvenes, esas generaciones que deberán reconstruir nuestra patria con el compromiso y conocimiento de la historia.
Sabemos que Malvinas es el horizonte a conquistar, el objetivo a cumplir.

TRES PILARES
"Malvinas, educación y valores" son los tres pilares que nos forman como ciudadanos. Malvinas: es la causa nacional, reitero, que nos unió en el año 82, y nos volverá a unir hacia el futuro. Educación: es el canal por donde nos formamos en compromisos y responsabilidades, adquiriendo el conocimiento para sembrar hoy y poder cosechar mañana. Y Valores: las herramientas que debemos aplicar en cada circunstancia de nuestra vida. En el diario vivir, como el respeto, el trabajo en equipo, el liderazgo, la familia, la fe, el compromiso hacia mi compañero. Y los valores patrios como la bandera, el himno y la escarapela.
Tomemos conciencia que vale la pena salir de la trinchera para enfrentar la vida día a día. !Viva la Patria!.