sábado, 25 de octubre de 2014 I Buenos Aires, Argentina
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Economía
Así lo indicó el jefe del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, el moyanista Guillermo Pereyra
Los petroleros cerraron un acuerdo de aumento salarial del 26,5%
19.01.2013 | El secretario adjunto de la CGT advirtió que el piso para el resto de las negociaciones paritarias "no puede ser menor al 25 por ciento" y señaló que "es imposible" que se produzca otro "Rodrigazo" en el país.

El jefe del sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, el moyanista Guillermo Pereyra, recordó hoy que su gremio cerró un aumento salarial del "26,5 por ciento" y advirtió que el piso para el resto de las negociaciones paritarias "no puede ser menor al 25 por ciento".

"Ya firmamos por el 26,5 por ciento y así todos los gremios van a marcar el camino que no puede ser menor al 25 por ciento", remarcó Pereyra y reiteró que "primero se tendría que arreglar el (monto del mínimo no imponible del) Impuesto a las Ganancias porque si no, no tendría asidero discutir aumentos si una gran parte se la lleva el Estado".

Por otra parte, el secretario adjunto de la CGT que conduce Hugo Moyano aseguró que "es imposible" que se produzca otro "Rodrigazo" en el país y consideró que el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), José Ignacio De Mendiguren, "se equivocó" cuando planteó esa posibilidad.

"Es imposible, el Rodrigazo fue otra cosa, otro país, otra situación política también. Pero después se desdijo De Mendiguren, creo que se equivocó, se apresuró en realizar declaraciones", opinó en declaraciones a radio 10. Pereyra calculó que el piso de las negociaciones paritarias no debería estar por debajo del 25 por ciento porque "la inflación ha marcado" ese porcentaje en el último año.

El petrolero resaltó además que en las discusiones salariales se debe analizar la situación del Impuesto a las Ganancias, reclamo que llevan adelante los gremios que responden a Moyano y los de la CGT alineada al Gobierno que conduce el metalúrgico Antonio Caló. Pereyra explicó que si no se sube el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias de los trabajadores, los aumentos que se acuerden "se los lleva el Gobierno".

"Esto habría que ajustarlo, negociarlo con el Gobierno, el Gobierno debe escuchar a todos los sectores. No puede ser posible de que escuche a una parte y el resto lo ignore", reclamó. Al respecto, agregó que el Gobierno nacional debería convocar a los referentes del moyanismo para "discutir estos temas que son prioritarios para el movimiento obrero" porque "si no va a arreglar con un sector minoritario, el resto va a quedar afuera y entonces puede haber conflictos".

"Realmente se nos debe convocar. Si el Gobierno se encargó de fracturar al movimiento obrero en varias partes creo que ahora la responsabilidad es del Gobierno de unir a esas partes como para poder discutir los temas que son prioritarios", insistió.

Por otra parte, el segundo de Moyano renovó críticas contra el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, al calificarlo como una persona que "no es creíble".

"No le creo a Abal Medina, salió diciendo que los saqueos de Bariloche eran culpa de Moyano y ahora parece que fue el intendente (Omar Goye). No es creíble", sentenció.

Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Ranking de notas
 Por sección Todas las secciones Comentadas Recomendadas